Boletín

Sociedad

"Dormir en la calle es muy duro"

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha pedido ayuda al Estado para atender a los inmigrantes que abandonan el CIE de Hoya Fría

Audio

Antonio HerreroSanta Cruz de Tenerife

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:31

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha pedido ayuda humanitaria al Estado para los inmigrantes del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Hoya Fría, puesto que según el alcalde de la capital, José Manuel Bermúdez, muchos de los que salen del único centro que permanece abierto en Canarias terminan en la calle. Sin embargo, detrás de las cifras hay personas con nombres y apellidos, hombres y mujeres de todas las edades, que por una u otra razón han finalizan en las calles o en el albergue municipal. Una de esas personas es Carmelo Mederos, quien alude a que “una serie de malas decisiones son las que te llevan a vivir así, y si no sales, es muy fácil que para evadirte termines en la bebida o las drogas”.

No obstante, insiste en que “es muy duro dormir en un cajero, duermes con miedo, pensando que te puede pasar algo, no pasas frio, eso sí, pero es duro”. Compartiendo penurias, y cuando son apenas las 10 de la mañana, un cartón de vino blanco, está Carlos, un ecuatoriano, natural de Lima quien hasta noviembre del año pasado tenía trabajo, “y un día me cansé de mi jefe, le dije que me iba y lo hice. Ahora lo pienso y me arrepiento, pero lo único que deseo es poder volver a trabajar para irme a vivir con mi pareja”. Este miércoles por la mañana, este ecuatoriano de apenas 40 años no había desayunado, y dice que “en ocasiones no como, voy al albergue municipal y consigo que me den algo, sino pues a bocadillos, otra no me queda”.

El consistorio asegura que el 60 % de las personas que atienden en el albergue municipal son de fuera del municipio.