Política

La consejera de Educación dice que hay "presiones" para que la destituyan

María José Guerra lo achaca a su calidad de "verso suelto" dentro del Gobierno de Canarias como independiente

Audio

Daniel PineloSanta Cruz de Tenerife

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:17

La marcha de Carolina Darias al Ministerio de Política Territorial ha dejado sin titular a la Consejería de Economía del Gobierno de Canarias. Ángel Víctor Torres tiene que buscar en los próximos días a la persona encargada de asumir ese departamento y ese cambio podría incluirse dentro de una reestructuración más amplia del Ejecutivo canario.

La consejera de Educación, María José Guerra, ha reconocido este martes que hay “presiones”, por ejemplo, para que ella deje su actual cargo. “Todos saben que yo soy una persona independiente, un verso suelto”, ha esgrimido como excusa de aquellas voces que, al parecer, piden su cabeza.

Soy un verso suelto

En una entrevista concedida a Mayer Trujillo en los estudios de COPE Canarias, Guerra ha asegurado estar tranquila y que cuenta hasta ahora con la confianza de Ángel Víctor Torres para llevar la Consejería. “Creo que hemos trabajado muy bien estos seis meses, con situaciones muy complicadas heredaras del anterior período, hay que dar un salto cualitativo en la educación en Canarias… y ya se verá”, ha manifestado.

RESPALDO A TERESA CRUZ

María José Guerra ha querido mostrar todo su “apoyo” a su compañera en el Consejo de Gobierno, la consejera de Sanidad. Teresa Cruz está en todas las quinielas para salir del Ejecutivo y la responsable de Educación ha puesto en valor el trabajo realizado por ella desde su toma de posesión, el pasado mes de julio. “Sé que se está empeñando muy, muy a fondo para cambiar las cosas y que el sistema funcione mejor, pero la decisión es del presidente del Gobierno”, ha señalado.

Ángel Víctor Torres ha señalado este martes que “la decisión se tomará en los próximos días” y no ha adelantado si habrá cambios de sillones, más allá del nuevo consejero o consejera de Economía.

Lo más