COPE

SOCIEDAD

El colectivo artesanal ya no aguanta más

Sin eventos a la vista donde vender sus productos, muchos artesanos empiezan a echar el cierre a sus talleres

ctv-56j-whatsapp-image-2020-11-29-at-102855

Aída MartínezSanta Cruz de Tenerife

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:37

El sector artesanal se encuentra más unido que nunca. Esto es lo que afirma el colectivo que ha llegado a su punto máximo de hartazgo tras meses pidiendo espacios para poder vender. Es por este motivo que mañana lunes 30 de noviembre van a llevar a cabo una reivindicación a partir de las 10 de la mañana en la plaza de España con el lema ‘SOS artesanía’.

Cabe recordar que entre los sectores económicos más castigados desde el inicio de la pandemia se encuentra la artesanía. En muchos casos, los artesanos llevan sin poder realizar grandes ventas desde la pasada Navidad debido en parte a la cancelación de todos los eventos previstos, como ocurrió prácticamente el mismo día con la feria de Pinolere. Sin embargo, no han dejado de echar horas a su oficio y de realizar inversiones en materia prima.

En esta misma línea, hace unas semanas se generó un profundo malestar y todo tipo de críticas dentro del colectivo por la propuesta del Cabildo de Tenerife para cambiar las tradicionales ferias de Navidad (más difíciles de realizar debido a las condiciones higiénico sanitaria como prevención del COVID-19) por una muestra virtual DIGITALIZARTE que los artesanos consideran un gasto de dinero innecesario, “un escaparate” pero ni mucho menos una tienda virtual que les va a reportar ventas y beneficios.

REACCIONES DEL COLECTIVO ARTESANAL

El sentir general es de la necesidad de medidas urgentes, reales y prácticas que tomen en serio al colectivo artesano. Además del de que escuchen las propuestas del sector y les apoyen.

Manuel y Fernanda son dos artesanos que han mostrado su desilusión con la gestión del Cabildo y de algunos ayuntamientos realizada hasta ahora y es por este motivo que se sienten “maltratados”.

“Hay muchos talleres que ya han cerrado” y creen que “Tenerife no puede permitirse perder ninguna personas productiva más”.

En este sentido, Isora, artesana de fieltro, ha resaltado la situación de abandono que están viviendo por parte de las instituciones.

“Con las tiendas cerradas, sin los puntos estratégicos turísticos, y las ferias, nos vemos abocadas a engrosar las listas del paro”.

De la misma manera se ha expresado Adriana, artesana de decoración textil, que ha descrito que son autosuficientes y acostumbrados a vivir de un trabajo hecho con sus manos y su creatividad pero que “últimamente parece que nos empujan a engrosar las listas del paro y a vivir de subvenciones”

Eugenio, artesano de la madera, ha puntualizado que este es un momento de incertidumbre pero que “el colectivo artesanal tiene mucho que aportar a la sociedad” y piensa que “mejorar las condiciones de trabajo es construir una sociedad más justa”.

Según Nisamar, artesana modista, “no se nos están tomando en serio. El sector es grande y valioso”.

En esta misma línea, los artesanos de velas artesanales, Carmen Rosa y Pedro, han solicitado a las administraciones que les ayuden a encontrar nuevos cauces de distribución de sus productos con “el fomento de mesas de trabajo con la restauración, comercios locales, turoperadores y empresas de publicidad entre otros”.

Adriana, artesana de fieltros y lanas, ha expresado que “son momentos difíciles y nos han dado la espalda”.

Marisol, artesana del lino, ha recordado que “la artesanía es la cultura y el legado de los pueblos” y ha animado a reunirse y trabajar en equipo.

“Seguro que encontramos una solución. No dejen morir la artesanía”.

María José, elaboradora de almazuela, ha pedido que se les “trate con respeto” y que "el dinero destinado a la artesanía se invierta con cabeza y no se malgaste en proyectos sin sentido que no benefician a los artesanos”.

Por su parte, Natalia, artesana joyera, ha apuntado que están en "un grave estado de abandono”.

“Necesitamos el apoyo de las instituciones para que la artesanía no se convierta en un artículo de museo”.

Agostina, artesana vidriera, ha demandado un compromiso real porque hay “muchas palabras y pocos hechos para ayudar al gremio”.

Para finalizar, María Julia, artesana ganchillera, ha resaltado que el colectivo está “harto y cansado de la desidia total de nuestros representantes” dado que tras varias reuniones desde el inicio de la pandemia y con propuestas de líneas de trabajo imprescindibles para levantar el sector, “no han sido escuchadas”.

“Se han limitado a suspender todos los eventos donde exponer y vender nuestros productos a pesar de que los centros comerciales están llenos de gente”, ha apostillado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo