COPE

SOCIEDAD

Alarma por la muerte de cetáceos en Canarias

El Cabildo de Tenerife pide al Estado que paralice las licencias a las embarcaciones que se dedican a la observación de estos mamíferos

Vídeo

Malas prácticas en la observación de cetáceos. Imagen: Asociación para la Observación y Conservación de Cetáceos Sur de Tenerife 

Melisa TorresTenerife

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14 abr 2019

Las administraciones del archipiélago están preocupadas por el incremento de los varamientos de cetáceos en las costas de las islas en los últimos meses.

La semana pasada apareció en la costa de Mazo, en La Palma, un ejemplar de cachalote fallecido por peritonitis, y, ayer, los servicios de emergencia localizaban otro en la playa tinerfeña de La Jaquita, en el Médano.

Además, a finales de marzo, los veterinarios del Cabildo de Tenerife se vieron obligados a sacrificar en alta mar a una ballena calderón joven, de dos metros de longitud, debido a la lesión mortal que le había causado la hélice de un barco en aguas cercanas al puerto de Los Cristianos.

Ballena sacrificada

Ballena calderón sacrificada en aguas de Los Cristianos. Imagen: Francis Pérez, fotógrafo submarino 

Estos incidentes han vuelto a poner de actualidad el debate sobre las condiciones de seguridad en las que actúan los barcos de recreo que se dedican al avistamiento de estos animales en el sur de Tenerife. Una actividad que atrae al año a más de 700.000 personas y genera más de 20 millones de euros de beneficio.

El consejero de Turismo del Cabildo, Alberto Bernabé, ya ha pedido al Ministerio de Transición Ecológica que limite las licencias hasta que concluya un estudio sobre la capacidad de carga de la zona de conservación Teno – Punta Rasca.

En la actualidad, unas 70 empresas cuentan con autorización para realizar la actividad, pero hay muchas que siguen operando en la clandestinidad.

 

La Corporación plantea una moratoria para estudiar la puesta en marcha de un área de exclusión marítima en la que las visitas a las colonias de ballenas y delfines estén reguladas por las instituciones, al igual que ocurre en otros espacios de las islas de especial sensibilidad desde el punto de vista medioambiental. Con ello, se pretende proteger a los animales, evitándoles  situaciones de estrés y la posibilidad de que sufran colisiones con embarcaciones.

El Gobierno de Canarias también ha mantenido contactos con el Estado. La viceconsejera de Medio Ambiente, Blanca Pérez, se ha reunido esta semana con representantes de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar para trasladar la preocupación del Ejecutivo autonómico ante los continuos varamientos.

En el encuentro, celebrado por videconferencia, se acordó desarrollar una nueva reunión a la que se convocará a Capitanía Marítima y a la Consejería de Obras Públicas y Transportes para estudiar la adopción de medidas preventivas hasta que el Gobierno central apruebe los planes de conservación de las Zonas de Especial Conservación Marinas.

“Estos planes de conservación son los que deben concretar las medidas de obligado cumplimiento”, ha manifestado Blanca Pérez.

La Comunidad Autónoma, a través de la Dirección General de Protección de la Naturaleza, coordina desde el año 1997 la Red de Varamientos de Cetáceos para el seguimiento y estudio de los cetáceos que por diferentes motivos varan o aparecen accidentados en nuestras costas. A través de esta red se presta colaboración a los cabildos en la asistencia a los varamientos, se recopila información científica sobre los mismos y se realizan estudios de parámetros biológicos y de causa de muerte.

Delfín mular en aguas de Canarias

Delfín mular. Agencia EFE

Hay que recordar que en Canarias viven 28 especies de cetáceos, que representan casi el 80% de las existentes en el Atlántico Norte, entre las que destacan ballenas, delfines y zifios.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar