LAS PALMAS DE G.C

Néstor de la Torre, la calle lastrada por la obra de Mesa y López

La calle soporta 2.000 coches por hora en horas puntas, lo que produce una gran cantidad de hollín en la zona

Audio

Imagen cedida

Redacción Canarias

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:54

La peatonalización de Mesa y López, una de las calles con más afluencia de tráfico de la ciudad, ha conllevado que todos los vehículos que circulaban por la vía tengan que circular por Néstor de la Torre. Esto ha tenido como consecuencia no solo el aumento del tráfico en la zona, sino también el incremento de la contaminación.

Una de las personas que más ha sufrido este cambio es Eduardo Santana. Tras 24 años en Néstor de la Torre, ha tenido que traspasar su tienda de cuadros a otra calle cercana perdiendo a parte de su clientela. El responsable: el hollín, que afectaba no solamente a los lienzos de su establecimiento, sino también al personal y a los clientes.

Según Santana, hasta 14 comerciantes han tenido que cerrar por este problema. Y el mayor perjuicio lo tienen los ciudadanos que, según el vendedor “viven encerrados, ya que la polución, el ruido y los problemas de salud son cada vez más habituales debido al tráfico que soporta la calle”.

Entre vehículos privados y transporte público el volumen de coches que pasan por Néstor de la Torre asciende a entre 11.000 y 43.000 al día, una cifra muy elevada, comparada con los registros que tenía la calle antes de que se cerrara Mesa y López al transporte rodado.

Según el vendedor, “muchos podrían pensar que es un beneficio que pasen tantos vecinos de la ciudad por la calle, pero los trastornos que ha supuesto la contaminación son mucho peores que los beneficios”.

Eduardo Santana reclama al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que brinde alguna solución a los vecinos y trabajadores de la zona, que “no pueden seguir en esta situación”.

OTRO PROBLEMA: LOS SOCAVONES

Otro problema de la calle tiene que ver con los socavones que en los últimos tiempos se han producido en el firme de la calle y que muchos vecinos no dudan en relacionar con el aumento del tráfico.

Tan solo en las últimas semanas se han producido tres, subsanados de forma temporal con la instalación de una plancha metálica. Inmaculada Medina, concejala de Vías y Obras del consistorio capitalino aseguraba hoy que tienen un proyecto hecho para cambiar los colectores en la zona, pero aún no lo pueden llevar a cabo.

Medina apuntaba a que el retraso se debe a que Néstor de la Torre es la única vía alternativa de subida mientras permanezcan las obras de Mesa y López. Por ello, la edil garantizaba que cuando estas finalicen se mejorará las condiciones de los hundimientos de Néstor de la Torre. De forma que no se colapse la capital. A la espera de estas obras, los vecinos de Néstor de la Torre siguen soportando estoicamente mucho ruido y mucha polución. Es el peaje que pagan para que justo al lado, en Mesa y López, sus vecinos no noten ya ni una cosa ni la otra.

Reparación del último socavón de Néstor de la Torre

Imagen cedida

Lo más