COPE

Miguel Montero, director de Dependencia: "No he tenido el apoyo del Gobierno"

Primera entrevista tras anunciar su dimisión al no conseguir el objetivo con el que se comprometió en los micrófonos de COPE Canarias

Audio

Santi MorollónLas Palmas de Gran Canaria

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:50

Miguel Montero ha explicado en los micrófonos de COPE Canarias los motivos que le han llevado a dimitir al frente de la dirección general de Dependencia del Gobierno de Canarias. Una decisión que tomaba cumpliendo con la promesa hecha en estos micrófonos a comienzos de año, cuando señalaba que dejaría su cargo si no conseguía la incorporación de 5.000 altas netas en el sistema en 2021. Una cifra que no ha podido alcanzar.

Ha querido dejar claro que no se iba por motivos personales o porque quedasen 10.000 expedientes por gestionar, este último un dato publicado por los medios que, explicaba, no es cierto. "Y no me voy por motivos personales, sino porque no he conseguido mi objetivo", señalaba, asegurando que había muchas personas que se ponían nerviosas cuando hablaba de que los políticos deben marcarse objetivos. Cree que detrás de ese nerviosismo se esconde el miedo a que les pidieran cuentas y a no tener una alternativa laboral al margen de la política, algo que no es su caso.

Ha reconocido como fallos propios el dar esa cifra de altas netas y vincularla a su dimisión, así como pensar que iba a contar con los recursos necesarios por parte de la administración para enderezar el rumbo de la dependencia, cosa que no ha ocurrido: ahora mismo en esta área hay destinadas 200 personas de las que 60 son valoradores de grado, pero no han llegado todos los 101 trabajadores cuya contratación se anunció por parte del Gobierno.

Por eso respondía que no cuando se le preguntaba sobre si ha tenido el apoyo del ejecutivo para llevar a cabo su tarea, poniendo como ejemplo esta falta de personal, pero también el plan de infraestructuras, al que esperaba que Hacienda le dedicara parte de la financiación de la Unión Europea. Pero el dinero del continente, según Montero, solo sirvió para cubrir el hueco que dejaba de invertir Canarias en este capítulo del presupuesto. También destacaba el papel jugado por la FECAM, la Federación Canaria de Municipios, en donde "hay una mayor presencia de los partidos que sustentan al Gobierno".

AYUNTAMIENTOS POCO COLABORADORES

Montero también ha responsabilizado de la situación a los ayuntamientos. La ley de la dependencia les faculta para la realización de los informes sociales, pero solo 16 de los 88 consistorios canarios se ocupa de la labor, a pesar de que se les garantizó financiación para la contratación de personal. En los presupuestos canarios de 2022 hay una partida de 7 millones de euros para que más municipios se incorporen a la tarea.

Montero ha defendido su gestión al señalar que este año se ha conseguido reconocer el grado de dependencia a 10.000 personas, la cifra más alta de la historia, pero al mismo tiempo ha lamentado que no todas puedan disfrutar del derecho reconocido y entrar en el sistema porque no hay suficientes plazas sociosanitarias, algo que es competencia de los cabildos, y por otra parte porque hay ayuntamientos que creen que la ayuda a domicilio que ellos prestan es incompatible con la que otorga la dependencia.

"MARTA AROCHA ES UNA ELECCION DE NOEMÍ SANTANA"

El todavía director de Dependencia reconoce que hace tiempo llamó a la consejera de Servicios Sociales para comunicarle su decisión de dimitir. Ha querido defender el trabajo de Noemí Santana, asegurando que hizo una cosa muy sensata: "Decir que era un objetivo que me había marcado yo, no la consejería, ella quizás veía difícil que nos pusieran todos los medios". Y destacaba lo que considera ha sido un movimiento muy inteligente por parte de Santana como es elegir a una militante del partido socialista, Marta Arocha, para gestionar el departamento: "Con ella no podrán no poner los medios para que arranque la dependencia".

Montero también revelaba en la entrevista que, una vez que se dio cuenta de que no podía conseguir su objetivo, se dedicó a ordenar el archivo: "Buscar expedientes antiguos, algunos del año 2011, porque, viendo que no iba a poder conseguir las 5.000 altas, nos dedicamos a enmendar errores. Había expedientes triplicados. Esto solo lo podía hacer alguien que no tuviera el peso de la espada de Damocles de dar resultados", comentaba, añadiendo su satisfacción porque le deja a la persona que entra el archivo limpio. De momento el cese de Montero no tiene fecha, podría ser a finales de mes, aunque él insiste en que seguirá trabajando hasta el final.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar