COPE

ECONOMÍA

Un hostelero de la capital grancanaria se encadena frente a Hacienda: “Ha sido mi último recurso”

El dueño del popular restaurante capitalino Don Quixote necesitaba una cita con Hacienda para que le quitaran el embargo. "Debo algo más de 5.000 euros"

Audio

Ainhoa MartínLas Palmas de Gran Canaria

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:41

Agustín Camacho es propietario del popular restaurante de Las Palmas de Gran Canaria Don Quixote. El dueño de este establecimiento con 40 años de historia se ha visto obligado a protagonizar una protesta frente a las oficinas de Hacienda de la capital grancanaria ante la negativa de este servicio de ofrecerle una cita para negociar un embargo que tiene desde hace 6 meses. “Ha sido mi último recurso”, advierte.

Agustín Camacho asegura que desde marzo de 2020 que se declaró el estado de la alarma y el confinamiento, su situación económica no ha hecho más que empeorar. Sin embargo, hace 10 días se le recrudecía aún más la posibilidad de salir adelante, ya que le llegaba un embargo de Hacienda. “Pido cita y me dan para un mes y medio, les digo que es urgente y me dicen que me presente en las oficinas donde no querían atenderme”.

El propietario no conseguía hacer cambiar de opinión al segurita que no le permitía la entrada a las oficinas, por lo que decidió encadenarse a 3 metros de la entrada asegurando que no podía más y que lo único que está solicitando es una cita para poder debatir las cuestiones de su embargo.

Agustín debe 5.000€ a esta entidad que no ha podido pagar, ya que dos años antes de que llegara el coronavirus invirtió sus ahorros y los de su familia en su proyecto y la crisis le ha alcanzado sin liquidez. “He tenido que priorizar, primero pagar a mis empleados, después los proveedores, el alquiler y lo último Hacienda”, advierte.

En marzo no pudo pagar el primer trimestral y después no ha podido pagar la cantidad a la que se comprometió con Hacienda. Lo mismo le ha ocurrido con la Seguridad Social, entidad con la que logró alcanzar un acuerdo.

Mi restaurante funciona, la calidad ha sido siempre mi razón de ser y mis clientes. Pagaré, solo pido un poco de tiempo”, señala.

Agustín, tras encadenarse, ha insistido en que no quería formar un escándalo público, únicamente obtener respuesta a su petición. “A los 10 minutos de encadenarme salió el director de Hacienda y me dio mi cita”. Ahora espera que le levante el embargo para poder seguir haciendo frente a los gastos y mantener el negocio en funcionamiento.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Reproducir
Directo La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Escuchar