COPE

CORONAVIRUS

“Adelantar la vacuna es una temeridad con la que yo no jugaría”

Basilio Valladares, Catedrático en Parasitología explica que si las cosas no se hacen bien se le dará fuerza al colectivo antivacunas

Vacuna Coronavirus

Cristian AcostaLas Palmas de Gran Canaria

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:12

En el mundo han surgido varios rebrotes del coronavirus y dos de ellos llaman la atención por surgir en países donde la pandemia ya estaba controlada como China y Alemania. El primero nació en un mercado de Pekín, con 158 casos confirmados por ahora, y el segundo tuvo lugar en una planta procesadora de carne en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia, donde al menos 657 trabajadores portan el virus.

Estos rebrotes lo que producen es desconcierto cuando parecía que estaba ya todo más o menos controlado. Si embargo, el científico canario y Catedrático en Parasitología de la Universidad de La Laguna Basilio Valladares, se mostró comprensivo en nuestros micrófonos de La Mañana en COPE Gran Canaria, con Javier Benítez, frente a esta situación. Según él, es “lógico” que esto ocurra, y más en estos lugares donde siempre hay mucho contacto, como mercados donde la gente está muy junta. Asimismo, el experto aclaró la situación de la vacuna y explicó cual debe ser su proceso de creación antes de poder distribuirse.

Ante estos rebrotes, hay quien piensa que se debería adelantar el lanzamiento de la vacuna. Sin embargo, Valladares no lo recomienda. Como describió, una vacuna debe tener dos condiciones para que “podamos fiarnos de ella”. La primera es que proteja y la segunda es que sea “inocua”, es decir, que no genere problemas sanitarios a quien se la ponga, “y eso solo se puede asegurar si se hacen las cosas bien”.

Indicó que el proceso por el que debe pasar una vacuna para ser vendida es el siguiente: Primero se hacen ensayos en animales pequeños como pequeños roedores, luego pasas a primates, posteriormente se prueba con un grupo de voluntarios y por último se hacen ensayos clínicos en más de 4000 o 5000 personas.

Cuando se ve que no genera problemas es cuando se autoriza. “Adelantarla es una temeridad con la que yo no jugaría. Sobre todo, por ese colectivo con pocos escrúpulos que dicen que las vacunas hacen daño”, afirmo. Desde el punto de vista del experto, todo lo que sea “darles armas a estas personas que luchan contra este tipo de avances” es malo porque la gente empieza a creer “disparates y bulos”.

Un ejemplo de esas mentiras es el rumor de que la vacuna del coronavirus de Bill Gates contiene nanorobots que, al ser introducidos en las personas, los gobiernos las tendrán controladas. “A ningún científico con dos dedos de frente se le ocurriría hacer un disparate así”, expresó Valladares. Además, opina que normalmente ese tipo de cosas están movidas por intereses de generar confusión. “En una fiesta se pueden decir muchos disparates como lo ha hecho Miguel Bosé, pero que esto mismo lo diga un rector de una universidad privada de Murcia es muchísimo más grave”, señaló.

El Catedrático en Parasitología estima que la vacuna de la Covid-19 podría estar probada a finales de año o principios de 2021, pero piensa que el que esté en venta para esas fechas es “mucho más difícil”, aunque hay alguna que está bastante avanzada. “Ya se están haciendo inversiones en la compra de la vacuna antes de que salga. Y por lo que he oído a los jefes de los distintos laboratorios creo que puede estar produciéndose en el primer trimestre del próximo año”, deduce.

Por otro lado, la Universidad de Oxford ha reconocido que el uso de la dexametasona reduce la mortalidad hasta en un tercio en pacientes con coronavirus. Sin embargo, Valladares recalca que “no lo han descubierto los de Oxford” y que este fármaco se lleva aplicando desde hace muchísimos años en otras cosas. “Se trata de una cortisona que tiene una gran efectividad, pero con unos efetos secundarios espantosos. La gente se lo está tomando como preventivo y eso es un disparate porque se le van a chafar otro montón de cosas”, alertó.

Además, aunque es un magnífico antinflamatorio, produce inmunodepresión, es decir, favorece la entrada del virus, y se usa como “último remedio. Según él, esto ya se estaba aplicando en España a pesar de que la OMS había recomendado que no se utilizaran antinflamatorios.

En cuanto a los repuntes, espera que haya “algún pico” junto con la gripe estacional, pero no otra epidemia. “Del bicho ya se conocen bastante más cosas que en enero y ya hay muchas cosas que se controlan bien”, declaró. Por ejemplo, se sabe cómo ha sido el contagio y lo que se tiene que hacer para que el contagio decaiga. Pero recuerda que eso no quita que se deba dejar de ser cuidadosos.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo