Antonio Poleo: “Fue una temeridad meter ese crucero en un puerto como Gran Tarajal"

balmoral crucero atrapado gran tarajal

Aída Martínez

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 14:43

Tras esperar más de 22 horas para poder salir del muelle, con la ayuda de un remolcador, el crucero Balmoral con sus 218 metros de eslora pudo abandonar el puerto de Gran Tarajal en la isla de Fuerteventura. En “La mañana en Canarias” hemos hablado con Antonio Poleo, profesor titular del Departamento de Ingeniería Náutica de la Universidad de La Laguna, asegura desconocer cómo fue posible que Puertos Canarios, autorizase a atracar a ese buque en un muelle que evidentemente no está preparado, es más “para mí ni siquiera debe tener la categoría de puerto”.

Poleo ha explicado que un barco no atraca libremente en un puerto, lo primero tiene que existir es una petición por parte de la empresa y pueden transcurrir días antes de que llegue el momento del atraque, se tiene tiempo para analizar la situación.

El 'Balmoral' zarpó este lunes por la mañana del puerto de Gran Tarajal con sus cerca de 1.000 pasajeros, la mayoría de ellos de nacionalidad británica, y 560 tripulantes.

Lo más