Boletín

Vesuvius rechaza aplazar el ERE y sigue adelante con el cierre de la factoría de Langreo

Los trabajadores tiene un mes para estudiar y negociar la propuesta presentada por la empresa, que justifica su decisión en la caída del mercado del acero

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 15:53

No ha habido sorpresas. Vesuvius ha rechazado este jueves la petición de los trabajadores de aplazar la presentación del expediente de regulación de empleo y sigue adelante con su intención de cerrar las plantas de Asturias y Miranda de Ebro.

Los trabajadores tiene ahora un mes para estudiar y negociar la propuesta presentada por la empresa, que justifica su decisión en la caída del mercado del acero, sus principales clientes. La multinacional habla de “sobrecapacidad” en la producción de refractarios, pero el presidente del comité de empresa, Juan Manuel Baragaño, denuncia que es sólo una excusa para llevarse la producción a Europa del Este: “Es una deslocalización clara. Estuvieron metiendo trabajadores en las plantas de Polonia, creando otro turno, por lo tanto la sobrecapacidad de la que hablan, ellos mismos la crearon. Ya tenían la idea de llevarse la producción a otros países”

Así las cosas, los trabajadores de Vesuvius están decididos a dar la batalla para evitar el cierre. El recuerdo del éxito conseguido en 2009, cuando la empresa ya planteó recortes que finalmente no ejecutó, y el reciente ejemplo de ALCOA, donde la movilización consiguió evitar el cierre de las plantas de Avilés y Coruña, sirven de estimulo para seguir adelante. “La gente parece que tiene miedo a las multinacionales y sus gabinetes de abogados...Nosotros tenemos la fuerza y la sangre para pelear”, asegura Baragaño. La primera gran movilización será este lunes 16 de septiembre. Los trabajadores de Vesuvius realizarán una huelga de 24 horas y marcharán a pie desde la factoría hasta el ayuntamiento de Langreo.

Lo más