Subastados en Gijón y Avilés los últimos kilos de bonito del año

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 15:09

La costera de bonito más corta de los últimos años ya es historia y deja en incertidumbre el futuro del sector. Las lonjas de Gíjón y Avilés han celebrado esta mañana la subasta de los últimos bonitos de la temporada, algo más de 45.000 kilos entre las dos, que han cotizado con un precio de hasta 9 euros el kilo para los más grandes y de 3 para los más pequeños, los conocidos como “monos”.

 La lonja de Gijón cerró esta mañana con la subasta de 15.282 kilos del pesquero vasco Lekanda mientras que en Avilés se subastaron 30.000 kilos. La costera finaliza tras agotar las 15.000 toneladas de bonito asignadas a España y siembra de incertidumbre el futuro de buena parte de la flota pesquera asturiana .

El problema ahora es qué hacer. También esta agotada la cuota de bocarte, con lo que los pescadores asturianos se van a ver obligados a dedicarse a otras especies como la merluza. El presidente de los pescadores asturianos, Dimas García, considera imprescindible una revisión al alza de las cuotas asignadas a nuestro país. No entiende que se prohíba la pesca de bonito o bocarte, cuando abundan los bancos de estos peces cerca de la costa.

Lo más