Boletín

Patrullando sin contaminar

La Policía Nacional estrena un vehículo híbrido que probará por las calles de Oviedo. El objetivo es contribuir a la lucha contra la contaminación.

Audio

Marcos Martín B.

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:46

La Jefatura Superior de Policía de Asturias ha presentado, este martes, sus nuevos vehículos. Son 18 nuevas unidades que permitirá, por una parte, rejuvenecer la antigüedad media del parque móvil asturiano y por otra, ampliarlo.

Son siete furgones, que se incorporarán a la IX U.I.P. con sede en Asturias y que permitirán mejorar las condiciones de trabajo y seguridad de los policías, al haberse reforzado considerablemente su zona delantera con nuevas planchas metálicas. Además, un nuevo furgón, con cuatro jaulas para el transporte de los perros policías, ha sido designado a la Unidad de Guías Caninos y un todoterreno pasa a formar parte del parque de la Brigada de Seguridad Ciudadana.

Un coche híbrido

También a la Brigada de Seguridad Ciudadana va destinado un turismo híbrido, el primero que patrullará las calles de Asturias. Será probado en Oviedo, para concer la respuesta y las prestaciones que puede ofrecer a los agentes. Su incorporación responde a la lucha contra la contaminación, con el objetivo de ofrecer al ciudadano un servicio más sostenible con la misma eficiencia.

Además, la Jefatura Superior de Policía de Asturias ha adquirido ocho vehículos "K" camuflados, de diferentes marcas y modelos, que serán entregados a las distintas Brigadas de la Jefatura.

Con estas incorporaciones, la antigüedad media de los vehículos de la Policía en Asturias oscila entre los seis y los siete años. El parque móvil ha aumentado, además, hasta superar los 300 efectivos.

Lo más