Oviedo ya tiene un nuevo Regalmento de Transporte Público

Europa Press

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:30

Los usuarios de los autobuses de Oviedo podrán subir en el vehículo acompañados de sus perros asistentes. Esta es una de las novedades que introduce el nuevo Reglamento de Transporte Público de Oviedo que ha sido aprobado este viernes en Junta de Gobierno. Otra de las medidas que contempla es que los usuarios puedan portar bicicletas plegables.

La concejala de Infraestructuras del Ayuntamiento de Oviedo, Ana Rivas, ha presentado este reglamento en rueda de prensa que ahora se somete a un periodo de enmiendas para luego ser aprobado de manera inicial por el Pleno del Ayuntamiento. Ana Rivas ha afirmado que luego habrá un periodo de alegaciones y que será aprobado por el Pleno definitivamente en un plazo mínimo de 3 meses.

El documento recoge los derechos y obligaciones de las personas que utilicen los autobuses municipales, así como los de la empresa concesionaria y el propio Ayuntamiento. Se trata de la primera reglamentación integral para un servicio que cada año utilizan más de 11,5 millones de viajeros y que hasta ahora solo contaba con un catálogo de deberes de apenas dos folios aprobado en 1998 como única normativa específica de referencia. "Se pasa de 7 artículos a 55", ha asegurado la edil.

El reglamento recoge los derechos y obligaciones de todos los usuarios del servicio y regula cuestiones cotidianas que pueden generar incidencias y hasta ahora "no estaban debidamente establecidas".

Ana Rivas ha explicado que "se deja abierta" la posibilidad de introducir animales de compañía. "Esperaremos a la normativa autonómica para adaptarnos", ha explicado. Además, el reglamento establece qué tipo de bultos de mano se podrán subir al autobús. Así, no podrá subirse al autobús bultos mayores de 100x60x25 centímetros.

Respecto a las sillas de ruedas y vehículos homologados éstos tendrán preferencia sobre las sillas y carricoches de bebés. Así, si los sitios reservados para ellos están ocupados por dos sillas de ruedas, se prohíbe subir sillas infantiles a no ser que se puedan plegar.

En relación con los menores de edad, los niños de entre 4 y 12 de años tendrán que portar un documento especial que confirme que su billete es gratuito. Los menores de cuatro años no están obligados a portar dicho bono.

Por otro lado, Ana Rivas ha destacado que el conductor se convierte en la "autoridad" dentro del autobús. "Será el responsable de lo que ocurra y si alguien no cumple las normas el conductor está autorizado para expulsarle o para llamar a la policía", ha explicado.

"Existía un vacío normativo que un servicio público y de calidad no debe sufrir. Creemos que la mejora del transporte colectivo municipal ha de ser integral en lo que se refiere a diseño de rutas, mejora de frecuencias, ofrecer los mejores vehículos y la última tecnología, sostenibilidad medioambiental y, por supuesto, tarifas accesibles. El reglamento es un paso más para garantizar el mejor de los servicios a la ciudadanía", ha incidido Ana Rivas.

El documento recoge que tanto en el mobiliario de las paradas como otros medios utilizados para la información sobre la red de transporte público urbano, tales como páginas web o sistemas para móviles, se promoverá la utilización de medios que faciliten el uso adecuado del transporte de manera que la información sea accesible a todas las personas usuarias.

Con el fin de testar la opinión de los usuarios la empresa concesionaria tendrá que establecer un sistema de evaluación de la satisfacción de las personas usuarias y presentar al Ayuntamiento las propuestas necesarias para la corrección cuantas incidencias, deficiencias o causas de insatisfacción se detecten.

Lo más