COPE

Multa de 900 euros por enfrentarse a la Policía al negarse a bajar la música

El acusado se negó a identificarse y amenazó a uno de los agentes con matarlo cuando le viera por la calle sin uniforme

Botones para subir el volument

EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:32

El acusado de enfrentarse a los policías que le exigieron que bajara el volumen de la música que procedía de su vivienda durante el confinamiento ha reconocido este lunes los hechos y ha aceptado el pago de una multa de 900 euros por un delito de resistencia grave a la autoridad, han informado a Efe fuentes de la Fiscalía.

El Ministerio Fiscal ha alcanzado un acuerdo con la defensa del acusado por el que ha cambiado su calificación de los hechos del delito de atentado que interesaba inicialmente y por el que pedía un año de cárcel, al pago de una multa de 900 euros al considerar que incurrió en un delito de resistencia grave, lo que ha evitado el desarrollo del juicio previsto en el Juzgado de lo Penal 3 de Gijón.

Los hechos ocurrieron a las 16:00 horas del pasado 19 de abril cuando el acusado se encontraba en su domicilio ubicado en la calle Covadonga de Gijón, con la música muy alta y junto con al menos otra persona no residente en esa vivienda, en lo que aparentaba ser una fiesta en pleno confinamiento.

Varios agentes se desplazaron hasta la vivienda tras la denuncia de un vecino por el exceso de ruido y llamaron reiteradamente al timbre hasta que finalmente abrió la puerta el acusado, que se identificó como propietario.

Los policías le instaron a que bajara el volumen de la música, pero el acusado se negó y le dijo a su acompañante que subiera más el volumen.

Según el relato fiscal, el hombre aseguró que “estaba en su casa y hacía lo que quería”, mientras repetía a su amigo que subiera la música, dado que éste no le hacía caso.

El acusado se negó a identificarse y amenazó a uno de los agentes al que espetó que le iba a matar cuando le viera por la calle sin uniforme.

A continuación, el acusado dirigió su mano hacia el bolsillo trasero del pantalón, gesto que provocó la reacción inmediata de los policías, que le redujeron y esposaron y a continuación le incautaron una navaja.

Una vez en el vehículo policial, los funcionarios trasladaron al acusado preventivamente al centro de salud, donde se negó rotundamente a ser asistido, por lo que se le llevó a dependencias del Cuerpo Nacional de Policía, donde no colaboró en ningún momento con su ingreso en calabozos, hasta el punto de que no fue factible tomarle las huellas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar