COPE

El método de la Universidad de Oviedo para dejar de fumar sin apenas engordar

Un tratamiento psicológico entre personas con obesidad consigue resultados óptimos al abandonar el tabaco

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:36

Abandonar el tabaco y prevenir una ganancia de peso excesiva simultáneamente resulta viable. Así lo revela un estudio realizado por la Universidad de Oviedo entre personas con obesidad o sobrepeso que se beneficiaron de un tratamiento psicológico. El trabajo, liderado por una investigadora de la Unidad Clínica de Conductas Adictivas de la institución asturiana, acaba de ser publicado en la revista Drug and Alcohol Dependence, de máximo impacto en su área de conocimiento.

El objetivo principal del estudio consistió en evaluar la viabilidad del tratamiento, la satisfacción de los participantes y la eficacia preliminar en el abandono tabáquico y control del peso con un abordaje psicológico que incidió simultáneamente sobre ambas cuestiones en personas con sobrepeso y obesidad. Con este propósito, investigadores de la Unidad Clínica de Conductas Adictivas de la Universidad de Oviedo llevaron a cabo un ensayo clínico aleatorizado piloto entre septiembre de 2020 y febrero de 2021.

El estudio incluyó a 41 adultos, con una edad media de 52 años, en un porcentaje ligeramente superior de mujeres que hombres, que fumaban al menos 10 cigarrillos al día y tenían un índice de masa corporal de 25 o superior, es decir, que padecían sobrepeso u obesidad. A todos los participantes se les ofreció tratamiento cognitivo-conductual para dejar de fumar y prevenir el aumento de peso corporal a lo largo de ocho semanas.

Gloria García Fernández, profesora de la Facultad de Psicología y una de las firmantes del trabajo, destaca que los resultados muestran la viabilidad de este tipo de programas para personas con problemas de peso corporal. Así, 37 de los 41 participantes (90,24%) finalizaron el tratamiento y asistieron además a casi la totalidad de las sesiones. La calificación media de satisfacción con el tratamiento, en una escala de 1 a 10, fue muy alta y llegó 9,73. Además, 31 participantes (75,6%) lograron dejar de fumar y los que mantuvieron la cesación tabáquica aumentaron de peso, pero solo ligeramente, ya que ganaron 1,25 kilogramos de su peso corporal inicial al finalizar el tratamiento. El trabajo apunta también que 17 de los 41 participantes recibieron un refuerzo positivo en forma de incentivos para lograr la abstinencia, que resultó de gran ayuda.

“Este estudio apunta que el programa de tratamiento resulta viable, aceptable y muestra eficacia preliminar para dejar de fumar y prevenir un aumento de peso excesivo tras el cese tabáquico”, comenta la investigadora. “Resulta además un trabajo novedoso al dirigirse a una población específica de riesgo y al abordar una de las barreras principales para dejar de fumar, el temor al aumento de peso”, concluye García Fernández.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar