Un gran argayo incomunica a una veintena de personas en Peñamellera Baja

El desprendimiento se ha producido en la única carretera de acceso a San Esteban de Cuñaba, una pequeña aldea del oriente asturiano.

Un gran argayo incomunica a una veintena de personas en Peñamellera Baja

EFE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:09

Un argayo de tierra y rocas de grandes dimensiones ha dejado incomunicado este domingo a la veintena de vecinos del pueblo de San Esteban de Cuñaba, en Peñamellera Baja, en Picos de Europa, según ha informado la Delegación del Gobierno en Asturias.

Marta Quiepo, una vallisoletana que pasaba este fin de semana en su casa de San Esteban de Cuñaba, ha explicado a Efe que, al parecer, el argayo se ha producido esta madrugada, posiblemente a causa de las intensas lluvias de los últimos días.

El argayo se ha producido en la única carretera de acceso a San Esteban de Cuñaba, a unos 700 metros de la entrada a esta pequeña aldea del oriente asturiano.

San Esteban de Cuñaba cuenta de forma permanente con siete vecinos, aunque este fin de semana sumaba una veintena de personas.

El desprendimiento de tierra y rocas, en cuya retirada ya están trabajando operarios del Ayuntamiento, ha impedido por el momento a los vecinos de este pequeño pueblo ejercer su derecho a voto, ya que para ello tenían que desplazarse hasta Panes, a unos once kilómetros.

No obstante, desde la Delegación del Gobierno en Asturias se ha subrayado que la Guardia Civil va a poner los medios necesarios para que los vecinos puedan ejercer su derecho de voto.