COPE

Expulsan al portavoz de Vox en el parlamento asturiano, tras protestar porque Podemos le llamó fascista

La portavoz de Podemos calificó a Vox de “grupo fascista”, Ignacio Blanco le pidió que rectificase y el presidente de la Junta acabó expulsándole por protestar

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:45

El portavoz de Vox en el parlamento asturiano, Ignacio Blanco, ha sido expulsado del pleno y su compañera de grupo, Sara Álvarez, lo ha abandonado temporalmente, a raíz de que desde Podemos calificasen a su formación de "partido fascista ultraliberal" y de que el presidente de la Cámara no atendiese sus protestas y le llamara al orden tres veces.

El enfrentamiento ha tenido lugar durante el debate de una iniciativa de Vox que pedía al Ejecutivo que dotase a todos los centros educativos públicos y concertados de mascarillas suficientes para todos los alumnos, posición que llevó a la diputada de Podemos Nuria Rodríguez a declararse "anodada" al ver que un "partido fascista y ultraliberal pedía ayuda al Gobierno".

Sus palabras provocaron la reacción inmediata del portavoz de Vox que, de pie y desde su escaño, pidió al presidente de la Junta, el socialista Marcelino Marcos, que exigiese a la diputada de la formación morada que retirase lo que calificó de un "insulto" a toda una formación y a sus votantes.

Mientras el portavoz de Vox exigía reiteradamente que se retirase esa calificación, la portavoz adjunta de Podemos incidió en que no pensaba hacerlo: "La ideología que defiende Vox es fascista. Lo voy a mantener y no lo voy a retirar".

Las quejas de Blanco llevaron al presidente del parlamento a llamarle la atención al no tener el uso de la palabra, advertencia que, tras señalar que él sí estaba cumpliendo con el reglamento, reiteró en dos ocasiones más por lo que, a la tercera, que conlleva la expulsión del hemiciclo, fue obligado a abandonarlo.

"No voy a guardar silencio hasta que se retire el insulto", argumentó el portavoz de Vox antes de abandonar la sesión mientras que su compañera de grupo lo hizo dos minutos después, no sin antes dirigirse al presidente de la Cámara, y señalar que había sido "una vergüenza" y que el presidente debería ejercer sus funciones.

Con los escaños vacíos de los diputados de Vox, la diputada de Podemos señaló que ella tenía que había tenido que escuchar "calificativos determinantes" por parte de este Gobierno y que no por eso se había puesto como una hidra ni abandonado su escaño "y mucho menos amenazado al presidente de la Cámara".

"Pido la misma justicia para todos los que estamos aquí. El tiempo de los señoritos, de las amenazas y de la ideología fascista en este parlamento finalizaron", ha reiterado la diputada de Podemos antes de concluir su intervención.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo