• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

En La Paloma

Champagne: “Con Berjón vuelve nuestra bandera, la bandera del Real Oviedo”

La plantilla azul celebra el regreso del extremo ovetense, que viaja a Elche por el sancionado Yoel Bárcenas.

Audio

Carlos Llamas

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:00

Nereo Champagne repara en el detalle del desplazamiento a Elche. Entre el material del viaje están “las botas azules y blancas del Oviedo”, las de Saúl Berjón. “Hacía tiempo que no las veíamos. Es fundamental tener a Saúl con nosotros. Es nuestra bandera, la bandera del Real Oviedo”, enfatiza el portero argentino.

La parada del pasado domingo contra el Cádiz muestra el momento feliz de Champagne en la portería del Oviedo. “Me quedo con esa y con la del Mallorca también en el Tartiere, porque son intenvenciones que dan puntos”. Porque Nereo sólo piensa en plural. “En primer lugar, siempre la salud del equipo por encima de mí. El colectivo siempre es lo más importante”, dice huyendo del protagonismo. Su rendimiento, si es bueno, lo será por “Alfonso y Gorka, que son dos bestias”. La competencia le impide relajarse. Su filosofía de fútbol está en el campo de entrenamiento: “Eso es el compareñismo; trabajar al máximo y querer lo mejor para el otro”.

Durante la entrevista en La Paloma, Champagne reconoce que guarda paradas en el álbum de los recuerdos, porque “cuando no salen las cosas y uno duda, te ayudan a levantar la moral”. Por ello, cada momento de su carrera tiene “una 'atajada' preferida. “Con el Leganés fue en San Mamés, una a Aduriz”. ¿El motivo? Siempre se encuentra en el equipo. “Ese día conseguimos la permanencia”, recuerda.

A Champagne no le gusta narrar su título mundial sub 20. “Es un recuerdo mío, no para andar presumiendo”, responde sobre aquellos días junto a Messi y Agüero. Años después, tras echar el cerrojo a la portería del Bernabéu en la Copa del Rey, su familia tuvo que actuar. Nereo rememora la 'ruptura' de la vida cotidiana: “Mi mujer me echó de casa porque no paraba de sonar el teléfono, sobre todo de llamadas de Argentina”.

En la Segunda División española, el portero se ha encontrado “mucho más nivel de lo que esperaba. Sabía que era pareja, pero también destacan las individualidades”. Champagne fue campéon también con San Lorenzo, pero disfrutó más de una escalada a Primera en su país. “Un ascenso tiene un sabor especial”. Con el Oviedo espera revivir el mejor momento de su carrera.

Lo más