Aumentan las agresiones de padres a profesores

La mayor parte de los casos se producen en Educación Primaria, según el informe de ANPE

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:09

El presidente de ANPE, Gumersindo Rodríguez, ha denunciado este miércoles la falta de apoyo de la Consejería de Educación ante las agresiones que sufre el profesorado, al que no le ofrece el soporte psicológico, jurídico y administrativo necesario para soportar situaciones de acoso que derivan en docentes que se sienten "destrozados" y "solos".

Rodríguez, junto a la coordinadora del Defensor del Profesor de Asturias de ANPE, Montserrat Fernández, ha presentado en rueda de prensa el informe del Defensor del Profesor correspondiente al curso 2018-19 que elabora el sindicato, en el que se registraron 49 casos de acoso y/o violencia sobre el profesorado, en el que destaca el aumento de las agresión por parte de las familias en Educación Primaria.

"Las familias se están convirtiendo en un referente negativo para sus propios hijos en una etapa en la que los niños no son autónomos y violentan al profesorado saltándose todos los procedimientos", ha subrayado.

Anpe ha atendido a 49 docentes víctimas de acoso y/o violencia, lo que supone un incremento del 33% de docentes que han acudido a los servicios del sindicato frente a los 37 atendidos en el curso anterior 2017-2018 y desde 2006, cuando se puso en marcha este servicio en Asturias, se han atendido un total de 345 casos, informa EFE.

De estos 49 casos, 15 son de acoso, insultos y falsas acusaciones por parte de las familias, 4 casos de agresiones físicas hacia docentes, 10 casos de faltas de respeto, insultos, agresiones y amenazas por parte del alumnado, 2 casos de presión para modificar notas, 5 casos de uso de las nuevas tecnologías como herramienta de acoso, como fotos, grabaciones, publicaciones en Internet, mal uso del WhatsApp.

Se han producido más incidencias en Primaria, con 26 casos, seguidos de la Educación Secundaria con 16, hay un porcentaje más elevado de funcionarios de carrera con 22 de los casos, lo cual supone el 45% del total de los casos frente a un 37% que son funcionarios interinos y se han recogido 44 casos en centros públicos, 2 en concertados y 1 caso en la enseñanza privada.

El 100% de los casos presentan cuadros de ansiedad, un docente presenta un estado de depresión, 8 han causado baja médica por culpa de esa situación, se produce un aumento de docentes que manifiestan querer dejar la profesión, 3 casos .

De los 49 casos, sólo 9 casos han sido denunciados ante la Policía o la Guardia Civil, en 4 ha sido necesaria la intervención de un juez, 5 docentes han sido ridiculizados e injuriados en redes sociales y 3 docentes han sufrido daños contra la propiedad (a un docente le rayaron el coche y le hicieron pintadas insultantes y a otros dos 2 les rompieron las gafas).

"Estos datos son la punta del iceberg y no reflejan en absoluto la situación", ha recalcado Rodríguez, ya que sólo se contabilizan los casos que ha recogido su sindicato, ya que los demás no tiene ese observatorio y Educación se muestra "escrupulosa" ante estas situaciones de acoso y, en ocasiones, las "minimiza".

En ese sentido, ha explicado que los docentes agraviados se encuentran con "un muro administrativo y burocrático" y la necesidad de la apertura de un expediente informativo provoca la "estigmación" de los docentes al sentirse "expedientados".

"No hay apoyo efectivo y la Consejería debería atender a este profesorado", ha aseverado Rodríguez, que ha instado a Educación a que dicte reglamentos y decisiones como el uso de los aparatos digitales en los centros, y no deje esta competencia a los equipos directivos