Agentes de la Policía Nacional evitan “in extremis” la muerte de una persona en Oviedo

Agentes de la Policía Nacional evitan “in extremis” la muerte de una persona en Oviedo

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:27

Agentes de la Policía Nacional, adscritos al Grupo de Atención al Ciudadano de la Jefatura Superior de Policía de Asturias, han evitado “in extremis” la muerte de una persona que se encontraba colgada de una cuerda en el techo de su casa.

Los hechos se remontan al día 13 de agosto, cuando los funcionarios del G.A.C. (Grupo de Atención al Ciudadano), reciben una llamada de emergencia de la Sala del 091, para que se dirijan a un domicilio en el centro de Oviedo, donde al parecer, el padre (F.G.A.) del joven que alertó a los servicios de emergencia, tenía intención de quitarse la vida.

Los agentes se desplazaron rápidamente al lugar indicado, ya que están familiarizados con este tipo de intervenciones, y son sabedores de que la celeridad en estas situaciones es lo más importante. Una vez en el lugar, es prioritario localizar a la posible víctima, y asegurar la zona en previsión de algún daño colateral.

Cuando los Policías Nacionales encontraron al hombre colgando del techo, casi de una forma instantánea, cortaron la cuerda que lo sostenía e iniciaron las maniobras de reanimación junto con el hijo de la víctima, mientras avisaban a los servicios médicos.

Afortunadamente, aunque la persona auxiliada, presentaba síntomas de ahogamiento y rigidez, se le pudo reanimar y estabilizar, consiguiendo que respirase, no sin cierta dificultad, hasta la llegada de los técnicos sanitarios.

Los integrantes de este Grupo de Atención al Ciudadano, reciben cursos anualmente para poder afrontar las difíciles situaciones que se encuentran a diario en la ciudad. Cabe destacar, la complejidad de este servicio, debido a la heterogénea cantidad de intervenciones a la que se tienen que hacer frente en cada día de trabajo.

Se trata de decidir en décimas de segundo, la respuesta adecuada a cada tarea encomendada, en donde la vida de las personas está constantemente en juego, y la elección acertada determina un final feliz o no. La Policía Nacional, es por tanto, el permanente ángel de la guarda de la ciudadanía.

Lo más