COPE

EMPATE (2-2)

El Oviedo se repite

Los azules conceden dos goles con un jugador más y lastran la mejoría de la primera parte en Fuenlabrada.

Los jugadores del Fuenlabrada celebran uno de los goles

Los jugadores del Fuenlabrada celebran uno de los goles.

Carlos LlamasFoto: @LaLiga

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:48

Por más que lo intenta, por más que se esfuerza, a este Real Oviedo no le da para ganar. Suele repetir errores que le condenan en la Segunda División. La historia es conocida por todos, sin un guión que sorprenda. A los momentos de mejoría le suceden otros de vulgaridad. Las jornadas pasan y la ilusión decrece. Los argumentos positivos no sostienen las carencias del Oviedo, que sigue mirando a los de abajo sin distanciarse con claridad. Por momentos, se ve un bloque que quiere, pero con una inocencia impropia de los que suelen triunfar en la categoría.

La primera parte del Oviedo fue, incluso, buena, teniendo en cuenta al menos el pasado más reciente. Dominó, hizo un gol, falló el segundo varias veces (mención especial en el desatino para Leschuk). Se fue al descanso con una versión mejorada y con el camino despejado hacia el triunfo en Fuenlabrada, más aún cuando Pathé Ciss fue expulsado. De forma incomprensible, con un jugador más, el Oviedo perdió el parcial con los madrileños, que marcaron dos goles para empatar los tantos previos de Sangalli (este en la primera mitad) y otro en propia puerta tras un remate de Borja Valle, ya en los últimos minutos.

El primer gol del Fuenla tuvo como protagonista, un día más, el balón parado. El Oviedo no dio tantas facilidades como en anteriores tardes, pero Diéguez remató solo en el segundo palo tras un par de rechaces y algo de mala suerte. Más grave fue el error que propició el empate a dos. Apenas unos segundos antes el Oviedo había festejado el 1-2. Pero los asturianos, como tantas otras veces, concedieron la oportunidad a su rival, que la aprovechó sin dudar. Cristóbal, solo, disparó al larguero; Borja Garcés, más solo aún, cabeceó a portería vacía.

Fue un triste desenlace para un Oviedo que no se aleja del descenso, con el que mantiene seis puntos de ventaja. Fue también una jornada habitual para el conjunto de Ziganda, que trató de explicar los aspectos positivos de su equipo, que los hubo, pero el oviedista ya no vive de sensaciones, cansado de ver a un Oviedo que se repite tras 26 jornadas y solo siete victorias. Los últimos cuatro puntos, eso sí, conceden cierto aire antes de medirse a cuatro rivales de una gran complejidad.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar
Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE