Boletín

Fin de temporada

"Estamos dolidos, pero que el resultado no empañe lo felices que hemos sido"

Javi Rodríguez, entrenador del Liberbank Oviedo Baloncesto, concede sus reflexiones más sentidas tras la eliminación en Ourense. 

Audio

Deportes COPE AsturiasFoto: @oviedocb

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:38

Ante la derrota, la reflexión. Ante la eliminación, el halago a sus jugadores. Ante una noche triste, el agradecimiento al club y a la afición. Javi Rodríguez ofreció una rueda de prensa que, dentro de un tiempo, cuando llegue el momento de la máxima felicidad, será recordada. "Podemos irnos con la cabeza alta", aseguró el entrenador del Oviedo Baloncesto, que lamentó la repetición de la historia: “Otra derrota en un nuevo final igualado”.

“Doy la enhorabuena al Ourense, han sido en general un poco mejores que nosotros. Sobre todo en Pumarín. Han merecido pasar”. Así comenzó su comparecencia al acabar la eliminatoria (77-75 en el tercer encuentro). “Nos faltó ser nosotros mismos en esta serie. Hoy sí lo fuimos, pero ya con un 0-2 en contra”.

Javi Rodríguez concedió más halagos a su plantilla que en días de victorias. “Nadie nos va a quitar el carácter de este equipo, lo que hemos sufrido, ahora sí que me puedo quejar de las malditas lesiones durante todo el año. Este equipos se ha levantado, hemos competido siempre, nunca nos hemos rendido. Les doy las gracias a mi equipo, al 'staff', al club y a la ciudad por este año tan maravilloso. Sé que ahora queda la tristeza de no haber ganado ningún partido (en el 'play off') y no haber jugado la Final a Cuatro. Pero hemos hecho una buena temporada, hemos hecho un buen baloncesto. El destino ha sido un poco cruel. Con la temporada que hemos hecho, acabar así es difícil de digerir. La experiencia ayuda a mejorar, a aprender de los errores”.

El técnico del Liberbank reflexionó sobre la pequeña barrera que separa el triunfo de la derrota. “Estamos dolidos. Hoy estamos destrozados, pero mañana es otro día, mañana otra vez sale el sol, y a volver a ser felices, de esto se trata en la vida. Me da mucha pena por ellos (los jugadores), por todo lo que han trabajado, y me da mucha pena a mí, porque hasta dentro de tres meses no voy a poder vibrar. Me lo he pasado fenomenal en los entrenamientos, he disfrutado como un enano, porque estoy en un gran club, tengo un gran equipo y una gran afición. Voy todos los días a Pumarín feliz de la vida. Soy un privilegiado, somos unos privilegiados. Somos privilegiados por hacer cada día lo que queremos hacer, cuando hay mucha gente que tiene trabajos que aborrece”.

Rodríguez pide “que el resultado no empañe ni ensombrezca todo lo que es vivir esto”. “Esperamos seguir dando años maravillosos a la afición, con el objetivo principal de que la gente se divierta, que los socios se lo pasen bien y no se aburran cada sábado. Eso lo hemos cumplido con creces. Es la sensación que tengo, que la gente ha vibrado en Pumarín. El club está creciendo, el equipo va dando pasos poco a poco. Pero hay que seguir pensando que somos un club medio de la Liga, humilde”, concluyó el entrenador antes de regresar a Asturias y poner fin a la temporada.

Lo más