Boletín

Zaragoza rinde homenaje a las víctimas del Hotel Corona 40 años después

Supervivientes y familiares han depositado una rosa blanca por cada uno de los 80 fallecidos indentificados.

MARTA LÓPEZZARAGOZA

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 15:20

Hoy se cumplen 40 años del incendio del Hotel Corona, en Zaragoza. Más de 80 personas murieron y más de 100 resultaron heridas. Durante años se habló de un incendio fortuito y no fue hasta 2009 cuando el Tribunal Supremo dictaminó que había sido un atentado, aunque nunca se llegó a esclarecer su autoría. Hoy, Zaragoza ha rendido homenaje a las víctimas de aquella tragedia.

Supervivientes y familiares han depositado una rosa blanca por cada uno de los 80 fallecidos indentificados. Lo han hecho en el jardín que lleva su nombre: el Jardín Víctimas del atentado Hotel Corona de Aragón. En la mente de todos, aquel 12 de julio de 1979. Eran poco más de las 8 de la mañana cuando el fuego, descontrolado, hizo arder el hotel. Marta Gracia Roca, presidenta la Asociación de Víctimas, perdió a su marido. "Fue muy duro, porque eras muy joven y perdías todo en la vida y no sabías cómo tenías que empezarla; nadie me llamó ni siquiera para decirme 'señora, han matado a su marido', estar buscando, será, no será...", recuerda.

Nadie olvida. Aurora Merinero se alojaba allí con su marido, José Luis, que iba a trabajar a Pamplona. La idea era que, mientras, ella se quedara en Zaragoza con sus tíos. El matrimonio tenía dos hijos, de 11 y 14 años. Ella sobrevivió. Él no. "Me llevaron al hospital porque me sacaron en la cesta de los bomberos, estuve dos días asfixiada, intubada, en el Clínico”, recuerda.

Aquel 12 de julio se iba a celebrar una entrega de despachos en la Academia General Militar. En el Hotel Corona se alojaban muchos militares e incluso Carmen Polo, la mujer de Franco. El informe inicial atribuyó el origen del fuego al incendio accidental de una churrería. Hicieron falta años para que se reconociera que había sido provocado y no fue hasta 2009 cuando se habló de atentado. Aunque, todavía hoy, se deconoce la autoría.

Natividad Hernández, que con 13 años perdió a su padre, se pregunta quién lo hizo. "Esa es la incógnita, uno tenemos nuestra idea de quién ha podido ser, mucha gente que vio, que reconoció, pero oficialmente no se ha dicho absolutamente nada, somos simplemente acto terrorista”, explica. Asegura que nunca han pedido "ni grandes eventos ni grandes homenajes" pero sí "no caer en el olvido, que siempre ha sido el gran problema de España: olvidar porque así se vive mejor; pero hay muchas personas que todavía necesitan ese apoyo”, lamenta.

Junto al recuerdo de la tragedia, el agradecimiento por la valentía de quienes, de forma institiva, ayudaron a las víctimas aquel fatídico día. "Se tiraron, sin pensar en el peligro que estaban teniendo con el fuego, con el dióxido de carbono, con todo lo que había y no les importó", recuerda Roca, quien asegura que nunca olvidará esos gestos. "Seguramente sin ellos saberlo han podido salvar alguna vida o han podido ayudar a algún herido”, agradecía.

Acto institucional

En el acto de hoy se ha guardado un minuto de silencio. Además, se ha celebrado una Misa en la Basícila del Pilar en memoria de las víctimas. En él han participado representantes de todas las instituciones. Las víctimas han querido agradecer expresamente la presencia del ex ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja

Fue él quien, aseguran, les abrió las puertas del ministerio para que pudieran tener la consideración de víctimas en el año 2000, aunque oficialmente no eran víctimas del terrorismo. En declaraciones a los medios, asegura estar convencido de que la justicia ha hecho "lo indecible" pero lamenta que, sin pruebas, no se puede ir más allá.

"Se hizo un esfuerzo, fueron considerados víctimas, y yo siempre quiero ver el vaso medio lleno", admite, aunque admite que "ojalá hubiese habido una investigación determinante, concreta, definitiva, pero hay muchos crímenes que lamentablemente no han sido esclarecidos, también de ETA, y este también está sin esclarecer en cuanto a su autoría", concluye.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha reconocido durante el acto oficial que la ciudad tiene una deuda con las victimas. Y adquiría este comrpomiso: "Mientras nosotros tengamos la responsabilidad, el ayuntamiento de Zaragoza colaborará institucionalmente con todas las asociaciones de víctimas en cada homenaje, en cada fecha señalada, en cada atentado que tengamos que conmemorar, porque creemos que esas víctimas quieren formar parte de los valores constitucionales". 

Todos los grupos municipales han estado presentes en este acto.

Síguenos en Twitter: @CopeZaragoza