Más directos

El sueño del nuevo colegio de Atades, comienza a hacerse realidad

Hoy han comenzado las obras de demolición del viejo centro de Educación Especial San Martín de Porres, donde se levantará el nuevo colegio.

ENRIQUE PÉREZZARAGOZA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:59

Hoy han comenzado los trabajos de demolición del antiguo colegio de educación especial San Martín de Porres de Atades, para construir uno nuevo en el mismo lugar ubicado en el número 2 de la calle Octavio de Toledo, del barrio de Torrero. El nuevo centro dará servicio a más de 150 alumnos con discapacidad intelectual. Contará con los más avanzados recursos educativos y equipamientos innovadores que lo convertirán en un referente a nivel nacional en la atención a alumnos con necesidades educativas especiales. 

Será un centro completamente accesible. Contará con una residencia para alumnado con necesidades de alojamiento, piscina cubierta climatizada con servicio de hidroterapia, gimnasio y un área multisensorial. Hasta que el nuevo colegio esté terminado, el próximo curso las clases se darán el colegio de Educación Especial San Antonio de Atades de Zaragoza a partir del 10 de septiembre.

El nuevo colegio costará siete millones y medio de euros y de los casi 1.600 metros cuadrados actuales, se pasarán a más de 5.400. Las nuevas instalaciones permitirán atender a los alumnos desde los primeros años de vida hasta los 21 años.

San Martín de Porres permitirá que cada niño pueda evolucionar sin limitaciones y en la etapa de acercarse a su edad adulta lo haga seguro de sus habilidades e independencia, así como que cada familia podrá encontrar respuesta a sus necesidades.

También se mejorarán los estándares de calidad de los proyectos educativos con un equipamiento innovador que responderá a terapias avanzadas que mejorarán la evolución diaria de los alumnos. Se ofrecerá atención temprana desde los primeros meses a los 3 años, momento en el que los niños comienzan la escolarización obligatoria con la creación de aulas infantiles de 0 a 3 años para niños y niñas con discapacidad intelectual y pluridiscapacidad.

El nuevo colegio dispondrá de salas de fisioterapeutas logopedas diferenciadas para las diferentes etapas y necesidades; se crearán plazas residenciales para escolares, y se establecerá la atención necesaria y personalizada a cada persona según su necesidad a través de los apoyos adecuados. El centro contará con las tecnologías necesarias para potenciar su aprendizaje y habilidades a través de nuevos recursos más accesibles.

Síguenos también en twitter en @CopeZaragoza

Lo más