Boletín

El PP propone que un técnico ayude a los jueces en custodias conflictivas

Los populares y el PAR acusan a la “izquierda radical” de romper el consenso sobre la custodia compartida

NIÑA DE ESPALDAS

La custodia compartida es preferente en la legislación aragonesa

MARTA LÓPEZZARAGOZA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:42

Lo natural es que ambos progenitores compartan la responsabilidad de cuidar a los hijos. Así lo creen PP y PAR, que no entienden las prisas con las que la izquierda quiere cambiar la ley que actualmente establece la custodia compartida como preferente, a criterio del juez. Los divorcios conflictivos suponen entre un 10 y un 15%. Para estos casos, el PP propone crear un coordinador de parentalidad. Se trataría de un perito judicial, designado por el propio magistrado “para que pueda acudir al domicilio de los menores, su colegio y entrevistarse con todo el entorno, lo más amplio posible”, según explica el diputado popular Fernando Ledesma. Posteriormente, ese técnico emitiría un informe que ayudaría al juez a decidir “qué modelo de custodia y de vida es el mejor para los menores, sin ningun apriori”.

La propuesta cuenta ya con el apoyo del PAR. La diputada María Herrero es partidaria incluso de extenderlo a casos que no sean de alta conflictividad. “Aunque todos los padres quieren siempre lo mejor para sus hijos, cuando nos invade la rabia y la ira no podemos tomar decisiones desde la serenidad”, apunta. El PAR ha pedido la comparecencia del presidente, Javier Lambán; y del consejero de Justicia, Vicente Guillén. La formación ha solicitado, además, un informe al Justicia de Aragón.

En nuestra comunidad, la custodia compartida se otorga en el 40% de los casos. Prima pero no se impone: es el juez quien decide en interés del menor. La propuesta de los grupos de izquierda pasa por que deje de ser preferente y se priorice al progenitor que más se haya ocupado de los menores hasta la separación. Algo inconsebible para PP y PAR. Ledesma considera que “es una forma de lastrar las opciones de desarrollo personal y profesional de una persona que quiere tomar las riendas de su vida”. Y añade que “cómo se ha organizado la familia antes de la ruptura no debe condicionar cómo se organiza después”.

Herrero va más allá y considera que “la izquierda más radical que va de progre es la ideología más conservadora”. La mujer “no podrá dedicarse más a su vida profesional tras la separación, está castigada y obligada a seguir dedicando el mismo tiempo o más al cuidado de los hijos y a la casa, me parece una involución absoluta”, concluye.

PP y PAR denuncian que esa “izquierda radical” quiere romper el consenso sobre ausntos que afectan al derecho foral a 3 meses de las elecciones. Y han dejado claro que si se reforma la ley, volverán a dejarla como estaba si gobiernan. El PP duda incluso de que la reforma planteada por los gurpos de izquierda sea contitucional.

Síguenos en Twitter en @CopeZaragoza