COPE

Los puntos calientes de las "no fiestas"

La suspensión de las Fiestas del Pilar trae consigo un aumento de la vigilancia en diferentes zonas de la ciudad para controlar que no haya celebraciones privadas

Botellón. Zaragoza. Policía

Una actuación policial durante un botellón. | AYTO. ZARAGOZA

ANNA ABADZARAGOZA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08 oct 2020

Vigilancia y gran control. Es la premisa de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado durante estos días de suspensión de las Fiestas del Pilar. Como dijo la Consejera de Sanidad, Sira Repollés, muchos aragoneses "llevan en su ADN" la celebración de estos días y la suspensión de todos los actos festivos con motivo de la pandemia puede conllevar que se realicen reuniones y fiestas privadas, tanto a nivel particular como en locales clandestinos fuera de los horarios permitidos. Ante todo ello, hay zonas de la ciudad de Zaragoza que se van a vigilar con lupa.

ZONA DE LA RIBERA Y PARQUES

Es uno de los puntos más problemáticos y donde suele producirse el fenómeno del botellón. Nada más salir del estado de alarma ya pudimos ver en esta zona a grupos de jóvenes que no respetaban las restricciones de aforo y reuniones sociales todavía vigentes. Además, al reunirse para consumir bebidas alcoholicas, los jóvenes no suelen llevar mascarilla. La Policía vigilará de cerca que no se produzcan botellones en la Ribera del Ebro, además de en los parques de la ciudad. Habrá multas por este tipo de reuniones, a las que se añadirá la sanción pertinente por no llevar mascarilla.

LOCALES PRIVADOS Y PEÑAS

Las denuncias vecinales son la clave para detectar este tipo de reuniones. Ante el cierre de los locales de ocio a la una de la madrugada, hay grupos de amigos que optan por alquilar locales y realizar sus fiestas dentro de ellos de forma privada y sin ningún tipo de control sanitario.

BARES CLANDESTINOS

Otro punto a vigilar son aquellos locales que abren más allá del horario permitido para realizar fiestas clandestinas. Cierran su persiana pero dentro, la fiesta continúa. No es ni mucho menos la tónica general, pero se han dado varios casos en la última semana algunos incluso, en locales reincidentes ya sancionados previamente por esta conducta. Una de las fiestas clandestinas más numerosas se desarticuló hace dos semanas en la calle Arzobispo Apaolaza con la sanción de hasta 75 personas. El dueño del local captaba a personas negacionistas de la COVID a las que les ofrecía bonos de bebida con descuentos.

FIESTAS EN DOMICILIOS

Es sin duda, lo más díficil de controlar. No se permiten reuniones de más de 10 personas pero a las autoridades les resulta imposible controlar lo que pasa dentro de cada domicilio particular. Aquí, de nuevo, la colaboración vecinal para dar el aviso a la Policía es vital, además de la responsabilidad y conciencia social de cada zaragozano para evitar contagios.

MULTITUDES EN LA VÍA PÚBLICA

No está previsto cerrar ningún espacio público durante la semana en la que deberían haberse celebrado las Fiestas del Pilar. De todas formas, hay un Plan B marcado para restringir el acceso a la Plaza del Pilar en caso de que se produzcan aglomeraciones. No se preve que ocurra, pero se vigilará durante toda la semana. También habrá vigilancia en zonas como El Tubo donde hace unas semanas ya vimos como, en plena calle, se producían aglomeraciones sin ninguna medida de control. La Policía también vigilará el uso correcto de la mascarilla en la calle, así como en las terrazas y veladores. Se siguen interponiendo una media de 70 denuncias al día por no llevas la mascarilla. También sigue prohibido fumar cuando no se puede guardar la distancia de seguridad.

Síguenos en Twitter y Facebook

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 3

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar
Directo Moción de censura a Sánchez

Moción de censura a Sánchez

Ver