Exámenes y clases online: así han vivido los universitarios aragoneses el confinamiento

Hablamos con 10 universitarios aragoneses que nos cuentan su experiencia durante la pandemia. La mayoría considera que el sistema no está preparado para una enseñanza 100% online

Audio

Hablamos con 10 estudiantes que nos cuentan su experiencia académica durante la pandemia

ANNA ABADZARAGOZA

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 15:57

Los universitarios de Aragón cierran un curso marcado por el confinamiento. El estado de alarma ha obligado a que, desde el mes de marzo, las clases se realizaran online. Los examenes de las últimas semanas también han sido a través de Internet. Ante esta situación, los universitarios aragoneses coinciden en que el sistema educativo no estaba preparado para asumir una enseñanza 100% online. De ahí que las clases durante las primeras semanas de confinamiento fueran algo caóticas. Costó poner en marcha un sistema de clases a través de Internet.

"Hubo mucho descontrol y desconcierto, falta de conocimiento de la plataforma de la Universidad y también falta de tiempo para poder gestionar todo bien", nos contaba Miguel. La situación sorprendió a todos, tanto estudiantes como profesores, como asegura Jorge Antón, estudiante periodismo: "En general nos ha pillado de imprevisto a los estudiantes, pero aún más a los profesores. Algunos se adaptaron rápido, pero la mayoría hasta pasado un mes y medio no se adaptaron. Se perdieorn clases y contenido. La enseñanza no está preparada, por ahora, para un modelo online".

Leire, estudiante de Arquitectura, también coincide en esta visión: "Las clases tardaron en ponerse en marcha. Cuando nos dimos cuenta de que esto iba para largo, ya fue cuando los profesores comenzaron a dar teoría y clases online".

ESTRES ANTE LA ENSEÑANZA ONLINE

La situación provocó cierto estrés entre los universitarios. Algunos se vieron desbordados por la carga de trabajos a realizar desde casa, sin contacto directo con sus profesores y compañeros. "Nos han mandado muchos más trabajos de los que nos hubieran mandado presencialmente. Muchos profesores no se han adaptado bien. Algunos han dado clases online, pero otros no han dado ni una", afirma Esther.

Una sensación que también comparte Laura. Al principio, asegura, fue duro adaptarse a las clases online: "He sentido que tenía más trabajo que cuando iba a la facultad. Poco a poco me he acostumrbado a la situación y he llevado de la mejor manera posible las clases".

En cuanto a la metología de las clases, los profesores "trataban de mantener el mismo horario que cuando era presenciales", nos cuenta Gonzalo, estudiante de ingeniera de tecnologías industriales. "Algunos profesores innovaban más y se compraron un tablet para simular una pizarra sobre los PDF. Otros, mandaban vídeos en los que se grababan la voz mientras pasaban diapositivas", asegura.

La peor parte ha estado a la hora de afrontar las asignaturas más prácticas. En algunos casos esas materias fueron incluso canceladas en mitad del proceso lo que impide a los estudiantes dar por terminadas y aprobadas las prácticas. En otros casos, sí se adaptaron al confinamiento. Ana Belén nos contaba su experiencia con las materias más practicas de su carrera, periodismo: "Son prácticas que normalmente haríamos en clase con nuestros compañeros, grabando reportajes, haciendo in situs, estando en el plató de TV... Ahora las hemos tenido que realizar de una forma más casera, con la participación de nuestros padres o hermanos en los reportajes".

ESTUDIANTES SIN GRADUACIÓN

Algunos estudiantes incluso, se han quedado sin graduación. Es el caso de Adriana, que estaba cursando su último año de Administración y Dirección de Empresas. "No te da la sensación de haber acabado porque no ves a tus compañeros ni haces las coaas presencialmente. Tampoco nos hemos podido graduar ya que nuestra graduación era en abril. No sé si podremos hacer el acto en algún momento, la cena es más difícil porque hay demasiada gente", nos cuenta Adriana en COPE.

Y después de las clases llegan los exámenes. Algunos profesores se han adaptado mejor, otros peor... Pero nos dice Jorge Serrano que algunos docentes incluso han optado por innovar y cambiar los típicos test de examen por nuevos métodos de evaluación: "Hay profesores que han diversificado hacia nuevos métodos de examen. Han cambiado los típicos test por nuevas técnicas que se hacen en otros países como el Take Home Exam de EEUU que dura un día y medio. Es más un trabajo que un examen".

Otro estudiante, en este caso de un máster de ingeniera industrial, Jorge Cebollada, nos cuenta que en total ha realizado 4 exámenes, todos online. "Lo hemos hecho a través de la plataforma en la que habitualmente nos ponen los apuntes. Nos teníamos que grabar con webcam , conectándonos a la sala de reuniones de Google Meet y así nos vigilaban mientras hacíamos el examen".

Con este atípico curso ya acabado, ahora la Universidad realizará de forma presencial los exámenes de recuperación de solo el primer cuatrimestre. Eso será en el mes de septiembre. Después comenzará un nuevo curso universitario en el que la institución académica está realizando un importante desembolso para dotar de cámaras a sus clases y poder implantar con garantias un método de estudio que sea: 50% presencial – 50% online.

Síguenos en Twitter y Facebook

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar