COPE

Enfermera rastreadora: “Me he encontrado con pacientes a los que acababa de hacer la PCR comprando el pan”

En COPE Zaragoza hablamos con una enfermera y un militar que realizan labores de rastreo de positivos en Aragón

Audio

PILAR LÓPEZ ISLAZARAGOZA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13 nov 2020

Natalia Gascón, es enfermera. Lleva desde comienzos de la pandemia del COVID haciendo labores de rastreo, aunque al principio no se conocía como tal, en el centro sanitario de Alagón, que comprende una docena de municipios. Las llamadas, principalmente, se reparten entre 3 enfermeras y un médico. Los días de más trabajo pueden llegar a comunicar hasta 29 positivos y realizar unas 5 llamadas por cada uno de ellos. Es decir, una media de 150 llamadas.

Pero su trabajo no sólo se queda en eso. “Desde que sale el positivo valoramos cómo se encuentra, hacemos un seguimiento, si el médico tiene que valorar la sintomatología, si tiene que darle la baja laboral o derivarlo a hospitalización. Y por cada positivo, hay que ver sus contactos e indentificarlos, y llamarles para valorarlos”, ha explicado Natalia.

En tantos meses, Natalia se ha encontrado de todo. Desde personas que no han dado ningún contacto a otras que han dado 60. Por lo general, la gente acepta cumplir con el protocolo. Pero hay escépticos y también algún desobediente. “Me he encontrado con un paciente al que le acababa de realizar la PCR comprando el pan. Sí es que muy llamativo y le he tenido que llamar la atención”.

El principal problema que se encuentran, dice, es que algunos pacientes no tienen actualizados sus datos personales y eso les supone un extra de esfuerzo. En el caso de no contactar de forma reiterada, tienen que pedir la ayuda de Salud Pública, “son los que valoran si están cumpliendo con con una visita domiciliaria u otro tipo de investigación”, ha explicado Natalia.

Según esta enfermero, “el protocolo es ambiguo”. “Tenemos pacientes que vienen de un contacto de otro centro y se ven diferencias en los criterios”, por eso “entiendo que el paciente se sienta muchas veces perdido”.

EL TRABAJO DE LOS MILITARES

El trabajo de los sanitarios se refuerza con el de los militares. En Aragón 88 están trabajando como rastreadores, 66 del ejército de tierra y 22 del aire. En Aragón llevan trabajando desde comienzos de octubre. Desde su base en Zaragoza abarcan 6 de las 8 grandes áreas sanitarias en la que está dividida la comunidad; y también hacen el rastreo y seguimiento de aseguradoras.

“Realizamos unas 1.200-1.500 llamas para comunicar negativos. Y también hacemos rastreo de personal de aseguradoras. En estos casos, salimos entorno a unos 15 ó 20 casos al día de positivos”, ha explicado Manuel Soutullo, jefe de la unidad de vigilancia epidemiológica de Aragón.

Para realizar este trabajo han recibido una formación específica: cursos on line sobre las labores de rastreo, también sobre el trato psicológico a las personas, han estudiado la enfermedad y su desarrollo y, como no, la herramienta informática elaborada por la DGA para el control de los rastreos. “Nosotros nos identificamos cuando llamamos y la gente se sienten agradecida por labor que realizamos. Nosotros también estamos contentos de poder estar cerca de la población y de poder echar una mano en esta situación difícil”, ha indicado Soutullo.

Síguenos también en Twitter y Facebook

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir
Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar