Condenado a 20 años de cárcel por abusar sexualmente de sus dos hijas menores

Los magistrados le han retirado además la patria potestad de las niñas de 6 y 11 años y le prohíben acercarse a ellas y a su madre durante 15 años.

audiencia teruel

Audiencia Provincial de Teruel.EUROPAPRESS

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:09

Un hombre ha sido condenado en Teruel a 20 años de cárcel por abusar sexualmente de sus dos hijas. Los magistrados le han retirado además la patria potestad de las menores de 6 y 11 años y le prohíben acercarse a ellas y a su madre durante un periodo de 15 años. La Audiencia Provincial de Teruel le considera autor de tres delitos: uno de violencia en el ámbito familiar por los constantes actos de menosprecio, humillación e insultos a la madre, y dos delitos de abuso sexual continuado cometidos con sus dos hijas. Además le condena a indemnizar a las menores con 45.000 euros por los daños psíquicos y morales.

El juicio tuvo lugar el pasado 14 de octubre a puerta cerrada para preservar el derecho a la intimidad de las menores. Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, para la Audiencia de Teruel, los hechos relatados durante el acto de la vista oral no dejan duda de que desde el año 2004 y hasta el momento de la crisis familiar en el domicilio de la pareja y de las hijas, algo que ocurre a mediados de enero de 2018, cuando los hechos son puestos en conocimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Teruel. Crisis que produjo según recoge la sentencia, “un sustrato de convivencia de la pareja, y familiar, insoportable en el que no han faltado numerosos y frecuentes castigos físicos, menosprecios e insultos a las hijas, ambas menores de edad”.

Sobre los delitos de abuso sexual continuado cometidos con las dos hijas menores de edad, el tribunal considera probado que, en el caso de la menor de 11 años, el padre abusó sexualmente de ella desde que esta tenía 4 años y hasta que cumplió los 8. En el caso de la segunda hija, de 6 años, los magistrados consideran que el condenado, en prisión provisional desde enero de 2018, realizó con ella distintos tocamientos.

El tribunal entiende que las cantidades de indemnización fijadas para las niñas son prudenciales y adecuadas “si se atiende el daño que irreparablemente ha supuesto para las víctimas, a su indemnidad sexual, y la necesidad de tratamiento psíquico y psicológico anudado también a la violencia familiar habitual sufrida”.

Síguenos también en Twitter en @CopeZaragoza

Lo más