COPE

El Casademont Zaragoza cura sus heridas en la Champions y vence al Sassari en un intenso partido (105-88)

En la vuelta gradual de público al Príncipe Felipe, el conjunto aragonés recuperó las buenas sensaciones y sigue aspirando a la Final a Ocho

ctv-jjh-foto-web-casademont---sassari

Jacob Wiley celebra la consecución de una canasta en la victoria del Casademont ante el Sassari italiano en el Príncipe Felipe.BCL

JESÚS ZAMORAZARAGOZA

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 31 mar 2021

El Casademont Zaragoza logró en la noche de este martes redimirse por fin tras sus últimos malos resultados superando al Dinamo Sassari italiano por 105-88. Se trataba, sin duda, de un triunfo obligado para seguir aspirando a alcanzar la "Final a Ocho" de la Liga de Campeones.

El conjunto aragonés exhibió una mejorada versión con respecto al último encuentro disputado contra el Brose Bamberg alemán, con el que perdió por 41 puntos en el anterior partido y encajó 117, y también con respecto a los disputados en la Liga española.

Los de Sergio Hernández recibían al Sassari, que se jugaba sus opciones de seguir vivo en la competición continental y al que sólo le valía la victoria para ello. Pero el conjunto rojillo recuperó una sólida defensa, que sólo ha exhibido con cuentagotas esta temporada, para minimizar las virtudes del equipo italiano y lograr el triunfo.

El Casademont fue de menos a más y acabó por ahogar, gracias a su intenso trabajo bajo su canasta, a un rival que empezó mejor pero que acabó asfixiado porque sólo jugó con siete hombres, por las ausencias de Toni Katic y Marco Spissu.

Los transalpinos, conscientes de su superioridad en la pintura, cargaron por dentro el juego de inicio y Miro Bilan se hizo el amo liderando a su equipo, que anotaba con facilidad y también capturaba rebotes ofensivos que daban segundas opciones ante un Casademont Zaragoza demasiado pasivo en defensa, lo que hizo que la ventaja del equipo sardo fuera creciendo hasta acabar el primer cuarto (20-31).

La situación pintaba mal para el equipo local, pero el inicio del segundo parcial cambió drásticamente la situación. El equipo de Sergio Hernández, con una fuerte presión desde salida de canasta y también con una gran actividad en campo propio, robó balones y corrió a campo abierto, por lo que en tres minutos marcó un parcial de 15-4 que devolvió la igualdad al marcador.

Sin embargo, esa gran actividad no tuvo continuidad en el grado de intensidad y eso permitió al equipo de Gianmarco Pozzeco evitar que siguiera la sangría gracias a sus puntos en la zona y que el partido llegase al descanso con un ajustado 51-52.

El conjunto zaragozano, tras la pausa, volvió a la cancha con nuevas energías y, de nuevo con agresividad atrás, comenzó la segunda parte generando ventajas que llegaron a los once puntos (76-65) al filo del final del tercer cuarto.

Los italianos, con una zona 2-3, llegaron a rebajar hasta los cinco puntos la diferencia en el minuto 34, pero la constancia del equipo zaragozano y el buen manejo del balón para romper la zona y seguir defendiendo bien, le hizo llevarse la victoria (105-88).

Casademont Zaragoza 105 (20+31+26+28): Sulaimon (16), Ennis (18), Benzing (10), Barreiro (-), Hlinason (7) -cinco inicial- Jaime Fernández (2), Font (5), Harris (17), Brussino (11), Javi García (-), San Miguel (5) y Wiley (14).

Dinamo Sassari 88 (31+21+17+19): Chessa (6), Gentile (10), Burnell (14), Bendzius (16), Biro (17) -cinco inicial- Gandini (-), Kruslin (8), Martis (-), Happ (17) y Treier (-).

Árbitros: Yilmaz (Turquía), Vojinovic (Montenegro) y Marques (Portugal). Excluyeron por personales a Brussino (m.39) y Chessa (m.40)

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Incidencias: Partido correspondiente al grupo L de la Liga de Campeones disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza. Por primera vez desde que comenzó la pandemia del coronavirus el equipo aragonés pudo contar con público, 300 espectadores.

A la conclusión del partido, el técnico argentino del Casademont Zaragoza, Sergio Hernández, destacaba las dos partes bien diferenciadas que ha tenido el equipo. Una primera en la que los italianos dominaron encontrando con facilidad a Miro Bilan y una segunda en la que los rojillos subieron la intensidad y las líneas para abrir una renta que resultó decisiva: “No entendimos lo que teníamos que hacer en el primer tiempo porque nosotros no podemos defender normal un uno contra uno fácil a los hombres tan buenos en el juego interior, porque son el equipo que más anota en el poste bajo de toda la Champions League”, señalaba.

El entrenador del conjunto zaragozano añadía que: “nos dimos cuenta en el segundo tiempo de que la única manera era subiendo las líneas, presionando el balón, cortando las líneas de pase y quitándoles ángulos del juego interior y colapsar un poco más. Los confundimos, ellos cometieron errores y nos permitieron jugar lo que más nos gusta, cancha abierta y ahí sacamos ventaja. Luego tuvimos algunos momentos aislados de Brussino, de Rasheed, de Wiley, el primer tiempo de Harris en que nos refugiamos un poco cuando las cosas estaban difíciles en el talento individual que también son bienvenidas”.

Rasheed Sulaimon, clave en la segunda mitad, coincidió en subrayar que “sabíamos que iba a ser un encuentro duro como todos en BCL pero el cuerpo técnico preparó bien el partido. Aunque Sassari empezó muy duro el encuentro, nos hemos mantenido con confianza ejecutando el plan de partido, hemos superado la presión con una buena defensa y eso nos ha permitido en la segunda parte anotar más puntos, coger una buena distancia y ganar el partido”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo