Los vecinos temen que el Casco deje de ser un barrio histórico

Se oponen al derribo del edificio ubicado en el número 1 de la plaza de San Pedro

Edificio de la plaza de San Pedro

Edificio de la plaza de San PedroHUESCACOPE

COPEHUESCA

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:37

Los vecinos del Casco subrayan que su inquietud es que el barrio se llene de solares deje de ser un barrio histórico. Así lo ha trasladado Rosa Abadía, en representación de la Asociación de Vecinos del Casco Viejo de Huesca, Osce Biella, al conocer que la Fiscalía General del Estado ve indicios de un presunto delito contra el patrimonio histórico en la decisión del Ayuntamiento de Huesca de derribar el edificio ubicado en el número 1 de la Plaza de San Pedro, que data del siglo XIX y que se encuentra en estado de ruina

La Asociación de Vecinos del Casco Viejo llevó el caso a la Justicia para solicitar la preservación máxima del edificio. Rosa Abadía, miembro de Osce Biella, ha explicado que “el objetivo es intentar evitar el derribo de nuestro patrimonio” y “es que nuestra inquietud es que el barrio se llene de solares y deje de ser un barrio histórico”.

El edificio es propiedad de la inmobiliaria Masari, que no ha respondido a los requerimientos municipales para consolidar su estructura, por lo que los responsables municipales han optado por llevar a cabo el derribo de forma subsidiaria. El proyecto de derribo debe pasar por la Comisión Provincial de Patrimonio que se celebrará el próximo martes.

Abadías insiste en que los vecinos del Casco no necesitan más solares abandonados sino que las instituciones se impliquen para preservar el patrimonio. “Como cualquier barrio queremos la preservación de nuestra identidad y de nuestro patrimonio y no el derribo”, ha dicho Abadías, que ha manifestado que “cualquiera que se de una vuelta por el Casco Viejo puede comprobar la cantidad de solares y del desastre que suponen para un barrio”, porque “es degradación, pobreza, alejar la prosperidad, espantar al pequeño comercio, a las visitas, los paseos y las ganas que pueda tener la gente de venir a vivir aquí”.

Lo más