Boletín

Cáritas Diocesana de Huesca ha atendido a un total de 2.275 personas durante el año 2018

Así lo revela la memoria de  Cáritas de 2018

Presentación momeria Cáritas 2018

Presentación momeria Cáritas 2018HUESCACOPE

COPEHUESCA

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:46

Cáritas Diocesana de Huesca ha atendido a un total de 2.275 personas durante el año 2018, a través de sus diferentes programas. Una cifra que se eleva a casi 4.000 personas beneficiarias, teniendo en cuenta la repercusión que supone en muchos casos estas ayudas a nivel familiar.

Cáritas ha realizado en el último año 8.746 respuestas de intervención, un 35 por ciento de ellas de primera necesidad, el mismo porcentaje para empleo y un 20 por ciento para acciones de educación y formación. El secretario general de Cáritas Huesca, Jaime Esparrach, asegura que los datos revelan que no se ha recuperado la situación anterior a la crisis económica. “Estamos en una situación muy parecida a la del año pasado, estamos mejor que en medio de la crisis pero no mejor que antes de la crisis y de hecho la brecha que se ha creado durante este período se mantiene”. Así, “no hemos sido capaces de recuperar lo que teníamos antes” y “esto supone que todavía hay personas que estén o por debajo del umbral de la pobreza o que estén en la vulnerabilidad”.

Según la memoria de Cáritas, el número de hombres atendidos supera al de mujeres. Esparrach ha hablado del perfil de las personas a las que se ayuda y ha trasladado que “el 53 por ciento de los atendidos son hombres, ya que entre las personas sin hogar el porcentaje de hombres es de entorno al 95 por ciento, y el 46 por ciento están en la edad laboral de entre 30 y 50 años”.

Uno de los programas de mayor atención ha sido el de Personas Sin Hogar, a través del que 840 personas se han beneficiado de sus recursos y alrededor de 880 han asistido al Centro de Día Fogaril, un 7% más que en 2017. En el proyecto de viviendas de acogida se han alojado 16 personas en cuatro viviendas, entre ellas tres familias con cinco menores.

El obispo de Huesca, Julián Ruiz Martorel, ha dicho que “hay personas en nuestra Diócesis que viven en condiciones infrahumanas, otras viven en viviendas que están en situación muy deplorable, otras experimentan alquileres abusivos y a través de este programa queremos acercar el rostro para que las personas no tengan simplemente hogar sino que se encuentren en familia”.

Durante el 2018, Cáritas Diocesna de Huesca ha reforzado su labor de acopañamiento y ha manntenido su apuesta de formación para el empleo.

PROGRAMAS

En relación a los programas de Cáritas Huesca, en el de Acogida se han atendido a 948 personas desde el Centro de Acogida y las parroquias de Santo Domingo, Perpetuo Socorro, San Lorenzo y Santiago. Asimismo, se ha incorporado la atención a personas refugiadas, acompañando en este proceso a unas 40 de ellas.

En las acciones del programa Promocional han participado 197 adultos, 100 niños y niñas en el proyecto de apoyo escolar y 30 menores en el servicio de conciliación, a través del cual se ha colaborado con el Instituto de Formación Profesional Montearagón, permitiendo realizar prácticas al alumnado de dicho centro con los menores.

Desde el programa de Inserción se ha acompañado a unas 960 personas y unas 800 se han beneficiado del servicio de orientación e intermediación que se ofrece desde el centro Trobaempleo. En cuanto a Carinsertas se han realizado 14 contratos de inserción, lo que supone un aumento de un 50% del personal de inserción.

En cuanto al programa de Personas Sin Hogar, unas 840 personas se han beneficiado de sus recursos y alrededor de 880 han asistido al Centro de Día Fogaril, cifra que supone un incremento del 7% respecto de 2017. En el proyecto de viviendas de acogida se han alojado 16 personas en cuatro viviendas, entre ellas tres familias con cinco menores.

En relación al programa de Cooperación Internacional, se han realizado 25 acciones de sensibilización y se han colocado ocho espacios de venta puntual de Comercio Justo, además de la tienda de Comercio Justo, que está ubicada en la calle Cuatro Reyes, 8. Por otra parte, se han destinado unos 17.100 euros para proyectos de cooperación y 6.300 euros para emergencias como Guatemala, Sahel, Somalia, Haití, Indonesia y ayuda a refugiados en general.

Desde Animación Comunitaria, que aglutina el voluntariado, la formación y a la sensibilización, se han desarrollado 400 acciones, 120 de sensibilización y 100 de formación.

Lo más