CONFLICTO DEL TAXI

Reabierta la causa de la quema de los VTC en Castilblanco e investigados dos taxistas

El juzgado de instrucción habia archivado el caso  por falta de pruebas 

vehiculos VTC quemados en Castilblanco en 2017

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:02

Después de que meses atrás el Juzgado de Instrucción número ocho de Sevilla archivase las diligencias incoadas a cuenta del incendio presuntamente intencionado de nueve vehículos de transporte concertado (VTC) en Castilblanco de los Arroyos, en el marco de la Feria de Abril de 2017, la juez instructora ha ordenado la reapertura de la causa al haber "recibido diligencias ampliatorias con relación a los hechos", según un auto adelantado por Diario de Sevilla y recogido por Europa Press.

En el auto, fechado el pasado 17 de octubre, la juez María de los Reyes Flores recuerda que las actuaciones "fueron sobreseídas provisionalmente al no resultar autor conocido de los hechos", si bien "habiéndose recibido diligencias ampliatorias" procede "la reapertura de la causa". En ese sentido, la juez cita "nuevamente" como investigados para el 20 de noviembre a dos taxistas identificados como F.B.H. y J.J.F.B., dado un informe con "indicios sobre la autoría de los hechos" indagados.

Esta pieza se encuadra en la investigación que sigue el Juzgado de Instrucción número ocho, en torno a presuntos ataques y amenazas sufridos en Sevilla por conductores de vehículos de transporte concertado a manos de taxistas y supuestas coacciones y amenazas con relación a la parada de taxis del aeropuerto hispalense, sujeta a una tarifa única.

En las diligencias judiciales relativas a este segundo aspecto, es decir la parada de taxis del aeropuerto, figuran como investigados los principales dirigentes de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, una asociación radicada precisamente en el aeropuerto de la ciudad, así como la propia entidad como persona jurídica.

MÚLTIPLES INVESTIGADOS

La investigación judicial se basa en las pesquisas iniciales de la Brigada de Información de la Policía Nacional, que llegó a sumar un total de 32 taxistas investigados por presuntas coacciones y amenazas a otros taxistas y a conductores de VTC, especialmente por situaciones conectadas con los servicios relacionados con el aeropuerto hispalense.

La situación, recordémoslo, tocó techo la madrugada del martes de la edición 2017 de la Feria de Abril. Aquella noche resultaron incendiados nueve turismos VTC desplazados de Madrid a Sevilla para reforzar los servicios de la empresa de alquiler de coches con chófer Cabify con motivo de la Feria, en un alojamiento rural de Castilblanco de los Arroyos donde descansaban sus conductores.

A cuenta de tales hechos, la Guardia Civil detuvo a finales de mayo de 2018 en Castilblanco de los Arroyos a un taxista natural de dicho municipio, por su presunta relación con el mencionado incendio.

DETENCIÓN A MANOS DE LA GUARDIA CIVIL

Tras ser detenido por agentes de la Guardia Civil y prestar declaración, este taxista quedó en libertad con cargos, toda vez que esta persona pertenecería tanto a la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi como a la Unión Sevillana del Taxi, las dos principales asociaciones gremiales del sector sevillano del taxi, según las fuentes consultadas por Europa Press.

No obstante, la juez instructora del caso ordenó el sobreseimiento provisional de la pieza de la investigación judicial correspondiente a este asunto concreto, tras considerar que no mediaban suficientes indicios acerca de la autoría de los hechos, si bien ahora ha ordenado reabrir las diligencias.

Al respecto, el presidente de la Unión Nacional de Autoturismos (Unauto) en Andalucía, Pablo García, indicaba en aquellos momentos a Europa Press que aquella decisión de archivo era "provisional", exponiendo que su organización sopesaba "incorporar nuevos testimonios anónimos o protegidos que puedan arrojar luz sobre los hechos acontecidos en Castilblanco".

Lo más