Patrimonio aprueba la reordenación de la Capilla de San Andrés de la Catedral

Aprobada también una cata arqueológica en la iglesia del Salvador para "validar" o no el nuevo acceso a la cripta

S I Catedral de Sevilla

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 20:21

La Comisión Provincial de Patrimonio de Sevilla, en la sesión celebrada este miércoles, bajo la presidencia de la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Susana Cayuelas, ha dado cuenta de un total de 33 expedientes de interés para la conservación del patrimonio cultural y artístico, entre los que se encuentra la aprobación de la reordenación de la capilla de San Andrés de la Catedral de Sevilla.

Según ha informado la Junta de Andalucía en un comunicado, de los 33 expedientes, 26 corresponden a Sevilla y siete a la provincia, destacando en este caso poblaciones como Écija, Estepa, Lebrija, Sanlúcar La Mayor y Utrera, con uno cada uno, y Osuna con dos expedientes.

La mayor parte de los expedientes aprobados por la Comisión consisten en proyectos de rehabilitación y mejora de viviendas en el casco antiguo de las citadas poblaciones con la intención de destinarlas a uso familiar o turístico, así como instalación de rótulos comerciales y cajeros automáticos, antenas de telefonía, ascensores, y la eliminación de barreras arquitectónicas, entre otras actuaciones.

Así, entre los expedientes visados destaca en Sevilla la aprobación de la nueva propuesta de reordenación de la capilla de San Andrés presentada por el Cabildo Catedral.

El día 9 de octubre y posteriormente en nota aclaratoria de 6 de noviembre, a tenor de la solicitud de la Catedral para la reordenación total de la capilla de San Andrés, la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico acordó informar de manera favorable únicamente lo referente a la propuesta de consolidación y restauración de los cuatro cenotafios de la familia Pérez de Guzmán por considerarla correcta y adecuada, conforme a los criterios de intervención establecidos por la legislación vigente y las recomendaciones internacionales.

Sin embargo, se solicitó documentación complementaria donde se precisara todos los aspectos referidos a la reordenación de los espacios de la Capilla, tales como nueva ubicación de los cenotafios góticos, desplazamiento del Cristo de la Clemencia, retirada del retablo, así como el tratamiento del pavimento y solería.

Según la nueva propuesta, la reordenación, entre otros trabajos, y gracias al reciente traslado del Cristo de la Clemencia para su exposición temporal en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, posibilitará la recuperación del espacio original del que disfrutó la capilla en el siglo XVIII, que se perdió por las reformas llevadas a cabo en 1948. El traslado de los cenotafios de su ubicación lateral actual a la entrada de la capilla devolvería su dignidad a estas esculturas, que actualmente están dispuestas de forma desordenada.

La intervención también posibilitaría la conservación del retablo, y el movimiento de las esculturas yacentes sería aprovechado para su restauración y limpieza.

El retablo se trasladaría al taller del Cabildo en San Jerónimo, para determinar su estado actual de conservación y el alcance de la intervención que deba realizarse. El Cristo de la Clemencia, una vez acabada la reordenación, volverá a exponerse sobre el altar, con el doselete situado sobre el muro de cerramiento posterior pero sin el telón que oculta actualmente el paramento.

CATAS EN EL SALVADOR 

La Comisión Provincial de Patrimonio  ha autorizado asiomismo una intervención arqueológica de carácter preventivo en la iglesia del Divino Salvador, uno de los templos más importantes de Sevilla, para "validar" o no el "nuevo acceso" a la cripta del monumento proyectado al objeto de cumplir la normativa vigente en materia de acceso a espacios públicos, pues la propuesta arquitectónica podría ser "incompatible" con los vestigios de la antigua mezquita.

En concreto, y según un acta de la Comisión de Patrimonio Histórico aprobada el pasado mes de noviembre y recogida por Europa Press, dicho organismo ha examinado un "proyecto de actividad arqueológica preventiva", destinado a "obtener datos objetivos y ciertos para la posterior redacción de un proyecto básico y de ejecución" para acometer un nuevo "acceso público" a la iglesia del Divino Salvador.

En concreto, la fundación de la Iglesia Colegial del Divino Salvador planea "un nuevo acceso a la iglesia y la cripta desde el patio de los naranjos" del mencionado templo, --otrora patio de abluciones de la mezquita de Ibn Adabbás y que conserva restos del recinto islámico como el arranque del antiguo alminar--, por el denominado pasaje de Juan Garrido, "para dar así cumplimiento a la vigente normativa de acceso a espacios públicos".

A tal efecto, el documento rememora que durante las obras de restauración integral del templo, fue creada "una cripta para incorporar y exponer los restos arqueológicos exhumados" en el marco de las cautelas preventivas ligadas a la rehabilitación del monumento, especialmente los vestigios de "la mezquita" sobre la cual fue construida la iglesia colegial.

Y es que mientras los accesos a dicha cripta fueron entonces habilitados mediante "la ejecución de una escalera junto a la Sacristía", el acta de la Comisión de Patrimonio Histórico precisa que actualmente, esta vía de comunicación "no se ajusta a la vigente normativa de acceso a los espacios públicos".

De ahí que la fundación de la Iglesia Colegial del Divino Salvador haya propuesto, como solución arquitectónica, "un nuevo acceso por el pasaje de Juan Garrido y una dependencia anexa", planteando para ello "el desmonte parcial de la actual escalera de seis peldaños, así como la instalación de un ascensor que permita acceder a la cripta, junto a la sala de la osteoteca".

Frente a dicha propuesta arquitectónica, la Comisión de Patrimonio Histórico expone que "inicialmente", la misma "se antoja incompatible con la materialidad de los restos subyacentes de la mezquita-aljama, ya que el hueco del ascensor en el lugar propuesto se montaría sobre el muro de fachada y la escalera lo haría sobre la línea de pilares de la galería del Sahn".

Precisamente por ello, la intervención arqueológica preventiva autorizada mediante este documento está destinada a "validar la propuesta inicialmente planteada" o, en caso contrario, "si se corrobora la hipótesis de partida de la traza de la mezquita, buscar otros lugares alternativos para establecer la conexión con la cripta, conforme a la vigente normativa de acceso a los espacios públicos".

Lo más