INFRAESTRUCTURAS

Nuevos tirantes y un carril más para el Puente del Centenario

El Gobierno central aprueba provisionalmente el proyecto, de una elevada complejidad 

Recreación del Puente del Centenario de Sevilla tras la sustitución de tirantes y ampliación de carriles

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:43

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha aprobado provisionalmente el proyecto de trazado de sustitución de tirantes del Puente del Centenario para mejorar las condiciones técnicas y de capacidad de esta importante estructura en Sevilla.

Tal como ha informado el Ministerio en un comunicado, próximamente se publicará el correspondiente anuncio en el Boletín Oficial del Estado (BOE) con el que se dará comienzo al periodo de información pública.

Recientemente se ha finalizado la instalación de un sistema de monitorización y alerta que permite detectar cualquier anomalía sobre el sistema de atirantamiento actual de modo que se disponga de la información suficiente para poder adoptar las medidas pertinentes sobre la estructura en caso necesario.

Las principales actuaciones definidas en el proyecto para realizar la sustitución de tirantes pasan por recrecer lateralmente los pilonos para poder disponer la nueva familia de tirantes en el exterior del tablero y disponer una serie de costillas metálicas transversales bajo el tablero actual del tramo atirantado en las secciones de anclaje de tirantes, anclando en sus extremos los nuevos tirantes y apoyando las vigas longitudinales de borde del tablero actual sobre las costillas, con lo que se transmiten las cargas verticales que actúan sobre el tablero.

La transmisión de la componente longitudinal de los tirantes a las vigas artesa del tablero actual se resuelve mediante una celosía metálica formada por sendos planos de diagonales exteriores y montantes transversales interiores, tal como explica. Así, se garantiza la conexión al tablero actual y el funcionamiento estructural conjunto del puente.

Por último, y una vez dispuesta la nueva familia de tirantes que sustenta todo el tablero, se procede a eliminar los tirantes actuales, liberando así el espacio que ocupan los mismos, lo que permite "un mejor aprovechamiento de la plataforma actual y adoptar una configuración final de tres carriles por sentido en toda la longitud del puente, eliminando de este modo el cuello de botella que constituye el carril reversible".

Así mismo, el proyecto recoge un conjunto de soluciones para minimizar las afecciones al tráfico y permitir mantener esta infraestructura en servicio mientras se ejecutan los trabajos.

MÁS DE 100.000 VEHÍCULOS DIARIOS

El Puente del Centenario fue construido entre 1989 y 1991, como parte de las infraestructuras construidas en Sevilla ante la celebración de la Exposición Universal de 1992, contando ya con una vida de casi 30 años. Éste se encuentra situado entre los puntos kilométricos 10+000 y 12+000 de la autovía de circunvalación de Sevilla SE-30, salvando la dársena portuaria al sur de la ciudad, y registra una intensidad de tráfico de más de 100.000 vehículos al día.

Es una estructura formada por dos viaductos de acceso --estructuras ordinarias de vigas de hormigón prefabricado-- y una estructura singular para el paso sobre la dársena mediante un puente atirantado de 564 metros de longitud con un vano principal de 265 metros de luz y pilas de 102 metros de altura.

El tramo atirantado cuenta con un sistema formado por cuatro familias de tirantes --dos por cada pilona-- de 22 tirantes cada una lo que hace un total de 88. Éstos están dispuestos con una configuración clásica de arpa o abanico y tienen su anclaje pasivo en el tablero y el anclaje activo en las pilas.

El número de cordones por tirante varía entre 32 y 78 cordones, según la inclinación del tirante, y se encuentran inyectados con lechada además de contar con una doble vaina exterior de polietileno de protección.

Actualmente, el Puente del Centenario es un punto de la SE-30 en el que se registran numerosas congestiones, ya que registra un tráfico medio de más de 100.000 vehículos diarios, con un 9,3 por ciento de pesados; los viaductos de acceso tienen unas rampas del 4,7 por ciento y en su zona central atirantada dispone de una sección reducida de dos carriles, uno reversible y otros dos normales, perdiendo un carril respecto a los tres de acceso en cada una de las direcciones.

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar