Boletín

La “ley seca” se mantiene en la Madrugá aunque podrán abrir algunos restaurantes si cumplen ciertos requisitos

SEMANA SANTA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:11

Ya hay acuerdo entre el sector hostelero y el comercio de cara a la Madrugá de esta Semana Santa. Un acuerdo alcanzado con el objetivo de preservar una fiesta emblemática en Sevilla y lograr que discurra de una forma “pacífica , con la seguridad como bandera”.

El Delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla Juan Carlos Cabrera ha agradecido la buena disposición para aprobar y asumir este tipo de medidas que se van a recoger en un documento y se van a entregar a todos los afectados.

Desde el sector explican que ese texto lo van a tener en sus manos hosteleros y comerciantes y deberán firmar un Recibí para que nadie ponga excusas y asegure que desconocía las prohibiciones.

El dispositivo de seguridad para la noche del Jueves al Viernes Santo incluye el cierre de bares y restaurantes a la una de la madrugada en las zonas consideradas más vulnerables o antes de esa hora si su licencia municipal así lo indica. Además durante toda la semana se prohíbe la venta de alcohol y la instalación de veladores una hora antes del paso de una Hermandad.

Lo que sí se va a permitir tanto a bares como a supermercados y tiendas de conveniencia es la venta de agua o refrescos, para consumo en la calle aunque no podrán ser servidos en vidrio ni en latas. Sólo será posible servirlos en vasos de plástico , de cartón o en botellas de medio litro que nunca podrán ser de cristal. Esa misma normativa se impone para las máquinas expendedoras de bebidas.

Además algunos restaurantes podrán mantener abiertos sus establecimientos si lo solicitan y los responsables de seguridad consideran que a pesar de estar en la zona más sensible, cumplen con unos requisitos que permitan aplicarles una excepción

El presidente de la Asociación de Hosteleros Antonio Luque afirma “que las normas están para cumplirlas” y que “además de empresarios” estos profesionales son sevillanos “que quieren contribuir a recuperar el esplendor que la Madrugá ha perdido en los últimos años” . Por eso unos días antes del Domingo de Ramos la asociación de Hostelería tiene previsto recorrer los establecimientos de las calles afectadas por estas medidas para concienciar a los profesionales y que se cumplan las normas evitando imágenes como las “antiestéticas botellonas”.

Desde la Comisión de Movilidad y Seguridad de la Confederación de Empresarios de Sevilla su responsable Tomás González asegura que se debe “primar la seguridad en las fiestas por encima de todo y que bajo ese paraguas y con los deberes hechos todo funcione sobre ruedas”.

El Ayuntamiento ha establecido siete sectores entre los que se delimitan las calles en las que se aplicarán estas restricciones. Se trata de zonas como Arfe, Alemanes o Mateos gago, Reyes Católicos, Encarnación , Méndez Núñez y también en Triana Pureza, Altozano o San Jacinto.

Además el dispositivo de seguridad que volverá a coordinar el CECOP, mantiene una línea continuísta y volverá a aplicar medidas tanto en el centro como en Triana con cámaras de vigilancia, iluminación, o limitación de aforo de calles.

Lo más