Del brillo de Europa a la realidad de la liga

Los de Setién deben cerrar el primer puesto ante el débil Dudelange

REAL BETIS OLYMPIACOS

GRAF8866. SEVILLA. 29/11/2018.- El centrocampista del Betis Sergio Canales (2i) celebra el primer gol del equipo ante el Olympiacos durante el partido de Liga de Europa correspondiente a la fase de grupos, disputado en el estadio Benito Villamarín de Sevilla. EFE/Raúl Caro Raúl Caro

Andrés Ocaña

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:22

Brillante. Así es como debe calificarse la clasificación del Betis para los 1/16 de final de la Europa League. Cierto es que los rivales a temer a priori, Milán y Olympiacos, no andan en su mejor momento histótico, pero no lo es menos que el equipo de Setién ha sabido manejar con tino y suficiencia esta fase de grupos demostrando ser el mejor de todos los equipos en liza. Su gran partido en San Siro y otro más que aceptable en el Pireo marcaron un camino que ha terminado con el equipo habiendo hecho los deberes por adelantado y con la posibilidad de sellar el primer puesto del grupo si es capaz de derrotar a la cenicienta del Dudelange en Luxemburgo. Es de aplaudir.

Pero el Betis no debe pararse. Los buenos números no deben esconder ni tapar las carencias que muestra el juego. A los problemas manifiestos que tiene el plantel para hacer gol en determinados partidos comienza a unirse ahora la peligrosa incapacidad que muestra a veces para cerrar los partidos que encarrila, como ejemplos valen el choque ante el Celta, el Barcelona o el de ayer, y que mantiene con el corazón en un vilo a sus aficionados hasta el final. Ante los griegos, penalti y ocasiones falladas a un lado, lo más preocupante fue la imagen defensiva del equipo en la primera mitad. Concede demasiado atrás y no remata los partidos arriba, por lo que se está acostumbrando a vivir en el alambre.

Con todo, el brillo en Europa debe marcar el camino en una liga en la que la decepción es lo que predomina. 4 puntos de 18 no son el registro para el que está diseñado esta plantilla hecha a base de talonario. Urge despertar y debe hacerlo el Betis arropado por su gente ante la Real y el Rayo, consecutivamente. Hay que acostumbrarse a ganar partido tras partido y no detenerse en victorias parciales y autocomplacencias que no conducen a nada. Enhorabuena por la clasificación europea, pero ni un paso atrás. A apretar los dientes y a arreglar lo de la liga, que hay tiempo y jugadores para hacerlo.

Lo más