Boletín

SEVILLA

El calor de una Semana Santa avanzada

Las Hermandades del Lunes Santo muestran el progreo que viene experimentando año tras año

Vera Cruz

Manuel Bernal

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17 abr 2019

El calor que tuvieron que soportar las Hermandades de los barrios más alejados del centro de Sevilla fue el detalle más destacado de la segunda jornada de esta Semana Santa del 2.019 en Sevilla.

La Hermandad del Cautivo del Polígono de San Pablo entró por la plaza de la Campana con muy poco público ocupando las sillas de esta primera parte de la Carrera Oficial, si bien su buen hacer le hizo ganarse el reconocimiento de los abonados del primer tramo de la carrera común que despidió a sus dos pasos con una cerrada ovación.

La siguiente en entrar en la Carrera Oficial fue la Hermandad de la Redención, del que habría que distinguir, tanto la belleza de su paso de misterio como el exorno floral del paso de palio de la Virgen del Rocío tanto en la paleta cromática de las flores escogidas, como la incorporación de flores de talco. Un detalle novedoso que también pudimos ver en el paso de palio de la Virgen del Rosario de la Hermandad del Polígono. Tras la Virgen del Rocío de la Hermandad de la Redención se estrenó en la Campana la versión musical del Himno del Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen del Rocío de Almonte.

Modélica fue el discurrir de la Hermandad de Santa Genoveva y, como siempre sorprendente y muy austero fue el transitar de la Hermandad del Traslado al Sepulcro de Santa Marta, que en el interior de la Catedral oraba por los cristianos franceses que en ese momento estaban sufriendo el incendio de uno de sus principales templo con es la seo parisina de Notre Dame. Por otro lado, como era de prever, la entrada de los dos pasos de la Hermandad de San Gonzalo fue realmente espectacular y casi cumpliendo el horario oficial, la rigurosa Hermandad de la Vera-Cruz que entraba al filo de las nueve de la noche en la carrera oficial, con una nutrida representación de diversas Hermandades de la Vera-Cruz de diversas localidades de muchos puntos de España.

El último tramo de la jornada fue protagonizada por la cofradía de las Penas de San Vicente, primor de elegancia, clasicismo y belleza en sus dos pasos. El de palio iba acompañado por la banda del Maestro Tejera. La Hermandad de las Aguas del Dos de Mayo, cuyo paso de Calvario estaba acompañado por la banda de cornetas y tambores del Rosario de Cádiz y el de palio por los acertados sones de la banda de música de Mairena del Alcor, fue uno de los momentos estelares del epilogo del día. No obstante la última cofradía en llegar a la carrera oficial fue la del Museo, que precisamente fue la que instituyó y creo esta jornada del Lunes Santo de la Semana Santa de Sevilla, en la década de los años 20 del siglo pasado.