TRIBUNALES

La Policía investiga al alcalde de Torremolinos por reducir la jornada de los funcionarios

Los empleados públicos del ayuntamiento trabajaron media hora menos cada día durante casi un año y medio

La Policía investiga al alcalde de Torremolinos por reducir la jornada de los funcionarios

C. C.

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:55

La Policía Nacional está investigando al alcalde de Torremolinos, el socialista José Ortiz, por orden judicial. Hace tres meses  contábamos que la Fiscalía de Málaga había denunciado al alcalde (hoy en funciones), por un asunto laboral: porque durante casi un año y medio, los mil empleados públicos del Ayuntamiento de Torremolinos estuvieron trabajando media hora menos al día, por orden del regidor y en contra de la normativa estatal que establecía un horario laboral de 37 horas y media semanales para los funcionarios.

La Fiscalía denunció porque se ha pagado a esos empleados por horas que no han trabajado y ahora la noticia que avanzamos en COPE Málaga es que el caso ya lo está investigando un Juzgado de Instrucción de Torremolinos, y que la magistrada titular de ese juzgado ha ordenado al Grupo de Fraude de la Policía Nacional que investigue. En este caso, la Fiscalía denunció al socialista José Ortiz por delitos de prevaricación, fraude y malversación.

INFORME DEL INTERVENTOR

El asunto se remonta tiempo atrás. En junio de 2018 trascendía un informe del interventor general del Ayuntamiento de Torremolinos apuntaba a las posibles irregularidades en las que habría incurrido el PSOE al firmar un pacto que permitía a la plantilla municipal trabajar menos horas de las legalmente establecidas. Se trata de un acuerdo que se firmó en 2016, un año después de la llegada del PSOE al gobierno municipal de Torremolinos y que contravenía la jornada de 37 horas y media semanales par a todos los trabajadores de las administraciones públicas.

Tras ese informe del interventor, el ayuntamiento anuló la media hora diaria de cortesía, que permitía a los funcionarios entrar 15 minutos más tarde y salir 15 minutos más temprano... y así tener una jornada de 35 horas semanales y no de 37 horas y media. A esto hay que añadir otras irregularidades apuntadas por el interventor, por ejemplo que desde que se firmó ese acuerdo, las horas trabajadas por encima de 35 horas se pagaban como extraordinarias.

Lo más