MUSEOS MÁLAGA

La fantasía orientalista inunda el Museo Carmen Thyssen Málaga

La nueva exposición temporal “Fantasía árabe. Pintura orientalista en España (1860-1900)” reúne más de 80 obras de una veintena de artistas  

Audio

PEDRO GONZÁLEZ

PEDRO GONZÁLEZ

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18 oct 2019

El Museo Carmen Thyssen Málaga ofrece un recorrido por el período de esplendor de la pintura orientalista española, una corriente que, durante la segunda mitad del siglo XIX, reflejará el apasionado descubrimiento de los paisajes, costumbres y tipos del norte de África por artistas como Fortuny, Tapiró, Fabrés y Lameyer, entre muchos otros.

'La exposición sigue los pasos de artistas viajeros, españoles y franceses que dieron forma a uno de los géneros más singulares de la pintura decimonónica, alentados por la expansión colonial europea en el siglo XIX' ha contado la directora de la pinacotaca, Lourdes Moreno, en Buenas Tardes Málaga.

FORTUNY

Un artista de extraordinario talento y creatividad, y uno de los grandes maestros de la segunda mitad del siglo XIX, será el referente de numerosos artistas contemporáneos que, como él, visitarán también el norte de África, o que se inspirarán en sus composiciones orientalistas para construir una visión fabulosa de ese territorio y sus gentes, configurando así un “Oriente cercano”, entre la observación realista y la recreación de un mundo evocador y exótico. El resultado son obras llenas de colorido, preciosistas y vibrantes, y una pintura de intensos y sorprendentes contrastes que revelan una mirada fascinada ante el “descubrimiento” de un nuevo universo.  

ARTISTAS INTERNACIONALES

Junto a la obra de los pintores españoles, se muestran varios ejemplos de la pintura francesa contemporánea, de artistas como Delacroix, Benjamin-Constant o Dehodencq, para mostrar la visión compartida sobre ese territorio de evasión en el que el Occidente burgués buscó un paraíso incontaminado y primigenio, ajeno a la transformación que la industrialización estaba provocando en los países del norte de Europa. Su visión sigue cautivando hoy la mirada y reflejando las contradicciones de una dialéctica Oriente-Occidente que, con perspectiva distintas y a veces con los mismos prejuicios, sigue de actualidad hoy.

La exposición se puede visitar hasta el próximo 1 de marzo de 2020. Las obras proceden de más de cuarenta instituciones y colecciones públicas y privadas, españolas y francesas, como el Museu Nacional d’Art de Catalunya, Biblioteca Nacional, Museo Nacional del Prado, Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Museu de Montserrat, Museo del Romanticismo, Museo Lázaro Galdiano, Museo de la Alhambra, Colección Abelló, Ayuntamiento de Cádiz, la malagueña Colección Fernández Rivero, el Musée Goya de Castres, el Musée des Beaux-Artes de Burdeos y el de Pau, Musée des Agustins, de Toulouse, Musée Salies, Palais-Musée des Archevêques, de Narbonne, entre otros muchos.

Lo más