PROVINCIA

Comienzan las obras para terminar la depuradora de Nerja

Los trabajos se ponen marcha esta semana para un proyecto reclamado desde hace años desde el Foro del Saneamiento Integral de la Costa del Sol

Imagen de la depuradora de Nerja

Imagen de la depuradora de Nerja

Redacción COPE Málaga

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11 oct 2019

Esta semana comenzarán las obras de la última fase de la depuradora de Nerja, obras con un plazo de ejecución de unos ocho meses. El anuncio lo hace el Gobierno central, para terminar un proyecto que comenzó en 2014. La empresa adjudicataria quebró en 2017 y los trabajos se paralizaron. En 2018 se reiniciaron, pero se volvieron a suspender. Así que ahora se espera que la semana que viene se ponga de nuevo en marcha.

Los plazos que ahora maneja el Ejecutivo es que la depuradora de Nerja pueda comenzar a funcionar en pruebas ya en 2020, durante seis meses, antes de su puesta en marcha definitiva. De esta forma, se cerrará... cuando se cierre... uno de los capítulos más negros del vertido de aguas residuales en la provincia, que sigue aspirando a alcanzar el saneamiento integral.

Precisamente, los responsables del Foro Saneamiento Integral de la Costa del Sol han vuelto a poner sobre la mesa su ya tradicional denuncia: el problema del vertido de aguas sin depurar, que sigue sin solucionarse.

Y uno de los puntos negros que señalan es la depurador de Nerja. Antonio Aranda es el presidente del foro, “la depuradora de Nerja se licitó en 2013, se inició en 2014 en dos años tenia que estar funcionando y estamos en 2019 y no está funcionando y ni sabemos cuando va a funcionar”, apuntaron en COPE Málaga.

Otro de los puntos negros del saneamiento en la provincia está en el Valle del Guadalhorce. Está funcionando en pruebas, pero solo da servicio a Álora y Pizarra, no a Coín. Ahora se va a cumplir un año desde las graves inundaciones que vivió la provincia y en Coín sigue sin arreglarse un colector que resultó dañado, “un tema que son x kilómetros de colectores, que se rompieron, pues de momento vamos a repararlo y luego vamos a ver quien lo puede pagar como solución. Es una solución fácil y esto no vale millones de euros, entiendo”, señalaba Antonio Aranda.

Con esta situación, a la provincia podrían llegar sanciones por ese vertido de aguas residuales.

Lo más