MÁLAGA

Cinco detenidos en la mayor operación en Europa contra el pirateo de televisión iniciada en Málaga

Se han desmantelado once granjas de servidores informáticos que estaban distribuidas por todo el mundo y generaron un beneficio de ocho millones de euros

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:43

Cinco detenidos en la mayor operación desarrollada en Europa contra el pirateo de televisión. Es una operación que se inició tras una denuncia a una web radicada en Málaga, que ha desarrollado la Policía Nacional en colaboración con Reino Unido, Dinamarca y la Europol... contra la distribución ilegal de señal por IPTV, televisión a través de internet. Se han desmantelado once granjas de servidores informáticos que estaban distribuidas por todo el mundo y generaron un beneficio de ocho millones de euros.

DENUNCIA DE LA PREMIER LEAGUE

Precisamente, el beneficio de esa actividad ilegal permitía a los miembros de la trama vivir en urbanizaciones de lujo de la Costa del Sol y usar coches de alta gama, que renovaban continuamente. La portavoz de la Policía Nacional, María Fernández, explica cómo comienza el caso: “La investigación se inició a finales de 2015  tras la denuncia presentada por la Premier League por un presunto delito contra la propiedad intelectual llevado a cabo por una web radicada en Málaga, ofreciendo suscripciones de IPTV con acceso a multitud de canales internacionales”.

El precio de la suscripción a estos canales de televisión variaba entre los 40 y los 460 euros al mes. La portavoz de la Policía explica cómo blanqueaba esta trama los millonarios beneficios: “Para dar apariencia de legalidad al negocio ilícito y blanquear los beneficios, creaban empresas con actividad lícita y con un objeto social relacionado con la provisión de servicios de telecomunicaciones, internet y hardware”. La portavoz añade que esta trama “por un lado, poseían la infraestructura técnica y tecnológica necesaria para poder llevar a cabo su negocio lícito, que eran los operadores de fibra, y también el negocio ilícito, las suscripciones ilegales de IPTV, y, por otro, la circunstancia de que eran operadores autorizados para fibra les servía de argumento para que los clientes creyesen que también lo eran para la distribución de canales extranjeros.

Es la mayor operación desarrollada hasta la fecha en toda Europa contra este delito, poniendo fin a una infraestructura tecnológica internacional muy compleja.

Lo más