Boletín

Antonio Banderas

Antonio Banderas: ‘Estamos absolutamente intoxicados y envenenados de política’

El actor malagueño asegura que la política no está ya entre sus prioridades en la vida.

Bárbara Archilla/Mónica García MÁLAGA

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:40

En una entrevista en ‘Herrera en COPE’, Antonio Banderas se ha sincerado. ‘Con la política tengo una relación de lejanía. En un momento de mi vida la política estuvo en el orden dos o tres, pero ahora está en el ciento treinta y cinco. Estamos absolutamente intoxicados y envenenados de política’ confiesa el actor malagueño.

Sobre su tierra, Málaga, dice que le da “me da mucha pereza estar residiendo en otro país, pero he lanzado un ancla en mi Málaga, con un teatro, porque si yo soy actor, lo soy gracias al teatro”. Y es que Antonio ha hecho un teatro nuevo, un proyecto que era su sueño, y otro que estará ligado a una escuela, con un convenio, para que salgan futuras promesas de los musicales. Durante la entrevista ha dado los detalles del proyecto, conocido como Teatro Soho, en el antiguo Teatro Alameda de calle Córdoba.

SU PRIMER ENCUENTRO CON ALMODÓVAR

Antonio estaba tomando algo en el Café Gijón. Era 1981. En una hora comenzaría la función “La hija del Aire” de Calderón de la Barca. El bar estaba abarrotado de otros actores. Justo antes de salir por la puerta, un hombre le detuvo, y le dijo: 'Tienes una cara muy romántica, deberías de hacer cine. Adiós'. Antonio se quedó algo extrañado. ¿Quién era ese hombre? Le dijeron que era un chaval que había hecho una película y que no iba a rodar más'. Un profeta del cine, de esos que no llegan a nada.

Se equivocaban. Porque ese hombre que le detuvo, era Pedro Almodóvar. Y el hombre a quien detuvo era Antonio Banderas.

De eso han llovido ya muchos años, 8 películas juntos, la última, la que está por estrenarse el 22 de marzo “Dolor y Gloria”, donde Pedro Almodóvar explica algunas pinceladas de su vida, y Antonio hace la difícil labor de plasmar sus sentimientos: “Es complicado y ha habido que hacerlo por partes, para ir bordando poco a poco, a pesar de ser una película simple”.

Dice ser el Pedro Almodóvar más sincero, “hay algo muy especial y muy austero de esta película y yo quedé cautivado desde que leí el guión”. Una película en la que no pretende imitar a Almodóvar, pero tiene que parecerse a él. “Después de 8 películas juntos, creo entender su mundo”, ha contado este martes en 'Herrera en COPE' Sobre la dirección, dice que Pedro Almodóvar es muy exigente:“El quiere un Banderas nuevo, exige mucho y no podemos usar los trucos que nos hacen sentir cómodos, él quiere moldearte de otra manera”.

Lo más