Boletín

OPINIÓN

Las Divinas Palabras con Ernesto Medina. Hoy: pactos política y politicos

Una merienda de negros. Y no en el sentido munificente del Diccionario de la Rae, confusión, sino con el peyorativo que le confiere el habla popular. 

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:55

... Una merendola de negros montaron María Cantos y sus mozalbetes para cortarle las orejas al toro de la Alcaldía de Jaén. Ahora quedo para desayunar con los del PSOE, y con las migajas de la tostada todavía en la pechera, me cito para un cubata vespertino con los populares. Igual daban tirios que troyanos. Empero los donceles y doncellas de Ciudadanos, tan bien hablados y cuidadosos de las buenas maneras, por mor de aparentar virginidad y pureza política pidieron para exhibirla en la Plaza de Santa María la cabeza de un político sobre el que no ha indicio ninguno de corrupción o deshonestidad. Márquez ha cometido errores y acumula también aciertos, pero no merecía la indignidad de ser la cortina de humo para que Ciudadanos de Jaén tapara con un escueto taparrabos sus miserias y mezquindades.

Márquez ha cometido errores y acumula también aciertos, pero no merecía la indignidad de ser la cortina de humo


Es vox populi que Teodoro García Egea, Secretario General del PP, bajó el pulgar condenatorio de Márquez. Hasta podría imaginarse que en la traicionera madrugada los Madriles le pidiesen que votase a Cantos como Alcaldesa. Sólo la firmeza del Alcalde saliente y el cierre de filas de sus concejales, que amenazaron con un cese en bloque, impidieron el desdoro. Ya puede sentirse traicionado por los suyos Márquez, el hombre de Casado en Jaén, el presidente del consejo de Alcaldes en la ejecutiva nacional del PP. Ignoro qué principio de generosidad le impide mandar a la mierda, palabra de Ciudadanos, a sus correligionarios de aquí y de Madrid.

Ya puede sentirse traicionado por los suyos Márquez, el hombre de Casado en Jaén


Al cabo ha resultado que tenemos nuevo Regidor, ¡bienvenido y suerte Julio Millán!, con la peculiaridad de que es la única capital de provincia andaluza donde Ciudadanos ha respaldado al PSOE mientras gobierna con el PP en la Junta de Andalucía. Se me escapa este alarde de estrategia. No obstante me preocupa que unos y otros conviertan otra vez la ciudad de Jaén en campo de batalla de. O todavía peor, tierra de nadie donde libran sus guerras los partidos políticos. Bien sabido es por estos lares que en la frontera lo mismo te saqueaban los moros que los cristianos. Mucho me temo que se nos irán otros cuatro años de ninguneo y proclamas hueras. Y lo siento, porque quizá vuelen a más altos nidos algunos de los que juntan meriendas, según la Academia unen intereses, aunque sean de negritud. Pero yo me moriré aquí, que es mi tierra. Basta esta razón para que me duela su futuro.


Palabras, divinas palabras

Lo más