Audio

OPINIÓN

Las Divinas Palabras con Ernesto Medina. Hoy: fantasmas

Tiempo de lectura: 2Actualizado09:42

Fueron numerosísimas las autoridades de todo rango que con séquito de adláteres se dieron una vuelta por las obras del Parador de Jaén. Fue convocada la prensa escrita, radiofónica y televisiva. Se pasó lista para que comprobar que no había faltado nadie. Se infiere que eran multitud quienes se paseaban por los salones remozados, se asomaban apretujados a los balcones y escuchaban las explicaciones de los responsables del establecimiento. Mostraron sumo interés por la historia de la habitación 411, muy demandada por quienes allí se alojan. Contaronles que en la susodicha dependencia moraba un fantasma.

“Alto ahí, ¡¿un fantasma?!”.

“Sí, ¿qué pasa? Un fantasma. Lo más normal del mundo en un castillo que se precie”.

“Por lo visto te da golpecitos en el hombro. Se mueven las maletas solas. Los armarios se abren. Se escuchan llantos de mujer,…”.

“¿De mujer?, los llantos digo”.

“Eso es lo que he leído en las crónicas”.

“Vale, llantos, gritos y lamentos de mujer. Pero entonces, ¿por qué se supone que es un fantasma y no una fantasma?”.

“Los fantasmas no tienen sexo”.

“¿Cómo que no? Habrá fantasmas machos y fantasmas hembras”.

“El Diccionario de la Academia dice que es sólo masculino”.

“Me encanta. Puede haber presidentes y presidentas, jueces y juezas, toreros y toreras”.

“Eso es un aperitivo”.

“¿De qué hablas?”.

“Las toreras son banderillas de encurtidos.”.

“Yo estoy hablando de profesiones. Los dos sexos. Muy avanzados que estamos, pero fantasmas únicamente tíos”.

“Y anda que fantasmones. También debería haber fantasmonas”.

“Si, señor; sí, señora. Igualdad de sexos también en lo fantasmagórico”.

“Que esto es una discriminación total. Y perversa”.

“Hay que reivindicar los fantasmas femeninos”.

“En la recepción del hotel deberían avisar que no saben si el fantasma es tío o tía”.

“U homosexual”. “O trans”.

“Vamos a ver si hacemos bien las cosas de una vez…”.

Siguió un buen rato la conversación con aporte de argumentos y comentarios de toda índole. Mientras se desvanecía este parloteo inane, caí en la cuenta de que era una alegoría de Jaén. Lo del fantasma y la estupidez de la discusión. Nos quedamos en lo insustancial sin abordar los verdaderos problemas de la ciudad y la provincia. Con lo cual puede venir de Madrid o Sevilla cualquier fantasmón a vender humo que le ponemos las alfombras. Sin perder de vista que también nosotros solos nos bastamos para aportar fantasmitas autóctonos. Lo que necesitamos es sencillo y tan difícil. Más espíritu crítico y menos fenómenos paranormales.

Palabras, divinas palabras.

En directo2

Mediodía COPE

Antonio Herraiz y Marta Ruiz

Reproducir

Mediodía COPE

Antonio Herraiz y Marta Ruiz

Escuchar

LA LUPA de la mañana

Con Ana Samboal y Raquel Caldas

Ver TRECE