Boletín

"Remar mar adentro"

por Pedro Rodríguez

Pedro Rodriguez

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:11

      “Remar mar adentro” 

                          

Hace una semana escuchaba el Evangelio de la escena de Jesus en la orilla del lago de Genesaret (Galilea): “Al terminar de hablar a la multitud, le dijo a Simón Pedro: “Remar mar adentro y echar las redes para pescar...”.

Simón le respondió: “maestro, hemos trabajado la noche entera y no hemos pescado nada. Pero, si tu lo dices, echaré las redes”.

Su fe no quedó decepcionada, porque” las redes se llenaron de tal cantidad de peces que estuvieron a punto de romperse”.

Ante este hecho milagroso, Simón y sus compañeros de faena dijeron: “No es sólo un Maestro, sino que Él es el Señor...”.

La respuesta de Jesús a Simón Pedro es firme: ”No temas, de ahora en adelante serás pescador de hombres...”

Me vinieron a la menoría los nombres del cura, Paco Girón, el médico, Juan Nicolás y el procurador Manolo Diaz, autentico “pescadores” de Dios en el Movimiento de Cursillos de Cristiandad.

Como ves, el evangelio de la pesca es un “monumento” a la FE: “creer lo que no se ve, y la recompensa es ver lo que uno cree”.

La fe verdadera no es un sentimiento vacuo (sin sustancia) sino una acción o la lucha por unos ideales o sentimientos.

    “Simón Pedro del  XXI”

Así fue la fe del medio millón de personas que se manifestaron, ayer, en la fiesta de la Diada (Cataluña) en defensa de un sueño, un sentimiento o un ideal: el independentismo.

Fe, es la del Rey, quien ahora mismo,  a las nueve de la mañana, recibe en la Zarzuela a la Presidenta del Congreso, para iniciar la ronda de consulta de una nueva investidura, al parecer fallida.

Fe, es también la de la afición del decano (más de diez mil socios en 2 B, convencida de la victoria del Recre, el domingo en el Colombino.

El BD día de hoy lo he construido, como ves, sobre los pilares de un milagro de pesca. Créetelo, ayer yo viví otro milagro:

Cuando iba caminando por el borde de la ría, vi a lo lejos a un pescador remando (navegando en lenguaje de Internet) aguas adentro. Salí corriendo para hacerle una foto. Era mi amigo “El Yanqui”, un conocido marinero profesional, con el pelo blanco y la tez morena.

Cuando llegó a la orilla, le pregunté: ¿Cómo te ha ido la pesca ?. “Fatal, Pedro”. Sin yo decirle nada, él me dijo: “Pero esta noche vuelvo a salir a pescar a la mar”.

Por su fe, su bondad y su trabajo, podríamos considerarlo un “Simón Pedro del siglo XXI”... ¡BUENOS DÍAS!

Lo más