¿Sabio o necio?

por Pedro Rodríguez

Pedro Rodríguez González

Pedro Rodríguez González

Periodista

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:44

Pedro Rodriguez

“Errar es humano. Rectificar es de sabios” (poeta británico Alexander Pope). “Rectificar es de sabios, pero rectificar cada día es de necio” (ex-presidente socialista Felipe Gonzalez). ¿A quién se referirá...?
La última, el miércoles pasado. Acuerdo PSOE- Podemos- Bildu para derogar íntegramente la reforma laboral. La rectificación del anuncio no ha evitado la tormenta política y económica en el océano social.
El gobierno rectifica continuamente. La nave parece ir a la deriva, sin rumbo. Con riesgo para la travesía. Sus tripulantes (población confinada) comienzan a verse en peligro.
La ministra de economía, Nadia Calviño, exigió la rápida rectificación bajo la amenaza de bajarse del barco, en alta mar.
Ayer, en el Círculo de Empresarios, afirmó: “¡Los políticos estamos para solucionar problemas, no para crearlos...!”

“EL VINO DE LA AMBICIÓN”

¡Olé por Calviño!. Lleva razón. La buena política, a diferencia del buen vino, no mejora en el sosiego de la bodega, ni con los años. Empeora cuando la botella se llena del viejo vino de la ambición, la egolatría y la Irresponsabilidad. Entonces deja de resolver problemas. Sólo los crea.
La tripulación está cada día más mareada con las olas de la incertidumbre, la inseguridad jurídica. Más convencida de que la rectificación es la carta de navegación, y la ideología son los vientos dominantes del viaje sin puerto conocido.
Desde la sala de maquina sale una voz: “Señor Capitán /. Dejadme salir /. A defender mis velas /. La mar está brava /. Y hay que partir. /No siento el barco que se perdió /¿Dónde está mi barco? /. La culpa la tuvo el señor capitán que se emborrachó / del vino de la ambición”.
Mientras los tripulantes escuchaban la canción, comentaban las palabras de Felipe González: “Rectificar cada día es de necio”.
¡BUENOS DÍAS!

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo