• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

La Policía Nacional localiza en Motril a dos niños de 1 y 3 años sustraídos de un Centro de Holanda

POLICÍA NACIONAL

Policía NacionalAna Correa

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:00

La sustracción se llevó a cabo el 30 de enero en la ciudad holandesa de Utrecht cuando los progenitores sustrajeron a los hermanos del Centro de Atención Juvenil donde residían contraviniendo lo ordenado por las autoridades holandesas, que les habían retirado previamente la custodia y otorgado al Centro de Atención Juvenil

La actuación policial impidió que los niños fueran trasladados a Marruecos quebrantando las medidas ordenadas por las autoridades holandesas

Los hermanos ya se encuentran nuevamente en el Centro después de haber sido recogidos por una trabajadora y un familiar que se desplazaron hasta España

Agentes de la Policía Nacional adscritos al Puesto Fronterizo del Puerto de Motril (Granada) han localizado a dos hermanos de 1 y 3 años de edad que habían sido sustraídos de un Centro de Atención Juvenil en Holanda. El presunto autor de la sustracción es su padre, un varón de 43 años natural de Marruecos y domiciliado en Amberes (Bélgica).

La actuación policial tuvo lugar el pasado día 31 de enero cuando, en el transcurso de las labores propias de los agentes en el filtro fronterizo de embarque de un Ferry con destino al Puerto de Nador (Marruecos), identificaron a los cuatro ocupantes de un vehículo y comprobaron que a los menores les constaban sendas Órdenes de Protección por Personas Desaparecidas, así como al padre una Orden de Detención para Extradición decretada por las autoridades holandesas con fecha 30 de enero por un delito contra las personas.

Los policías confirmaron este extremo a través de la Oficina Sirene y mientras se hacían cargo de la recuperación y protección de los dos menores, detuvieron al padre que fue trasladado a dependencias de la Comisaría de Motril.

Tras las primeras investigaciones efectuadas por agentes de la Brigada Local de Policía Judicial se pudo determinar que los menores se hallaban internos en un Centro de Atención Juvenil “SAFE” sito en Utrecht (Holanda), estando ambos bajo su tutela y no la de sus padres. Responsables del centro confirmaron que los padres se habían llevado a los menores sin el consentimiento del centro y que desconocían su localización.

Una vez llevadas a cabo las gestiones oportunas los hermanos quedaron perfectamente atendidos en un Centro de Menores dependiente de Servicios Sociales de la Junta de Andalucía y pocas horas después una trabajadora del centro holandés junto con un familiar de los niños se personaron en el centro granadino donde se hicieron cargo de ambos para su traslado a Holanda.

La actuación policial impidió que los niños fueran llevados a Marruecos quebrantando las medidas de las autoridades judiciales holandesas las cuales habían retirado la custodia a sus progenitores, dándosela al Centro de Atención Juvenil.

Una vez concluidas las gestiones policiales el detenido fue trasladado y puesto a disposición de la Audiencia Nacional.

Lo más