SUCESOS

Varios detenidos por cultivar marihuana en la vega

Piden además ocho años de prisión para una acusada de vender droga en un club de alterne

marihuana granada

Redacción Granada

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:00

La Policía Nacional ha desmantelado una plantación de marihuana en una vivienda de un pueblo de la comarca de la Vega de Granada, una operación en la que se han intervenido un total de más de 600 plantas de marihuana, cerca de 700 esquejes de la misma especie vegetal y se han detenido y puesto a disposición judicial a tres varones de entre 26 y 32 años y de nacionalidad española como presuntos responsables del cultivo de la droga.

A todos los arrestados también se les acusa de un delito de defraudación de fluido eléctrico, habiendo sido imputado uno de ellos además por un delito de atentado contra agentes de la autoridad por haber embestido con un vehículo a los policías actuantes tras ser sorprendido al salir del inmueble, según detalla la Policía en una nota de prensa.

Según relata este cuerpo de seguridad, a partir de ciertas informaciones recibidas por agentes del Grupo de Estupefacientes de Granada, se inició en la comarca una serie de vigilancias e investigaciones relacionadas con la posible ubicación de un plantación de marihuana a gran escala en el interior de una vivienda situada en un pueblo del extrarradio de la capital. Igualmente, se pretendía identificar a las personas encargadas de cuidar y explotar dichas instalaciones para proceder a su detención.

Así pues, un día a primera hora de la mañana los agentes sorprendieron a uno de los detenidos cuando se disponía a salir de la vivienda en la que supuestamente se encontraba la plantación de marihuana objeto de la investigación a bordo de un vehículo utilitario. A continuación, para poder averiguar la identidad del ocupante y comprobar el contenido del vehículo donde podría haber sustancia estupefaciente u otros objetos relacionados con la actividad delictiva, procedieron a identificarse tras bajar del vehículo policial que cortaba el paso de la vía y que mantenía los elementos acústicos y luminosos activados.

De forma súbita, el conductor del vehículo que iba a ser inspeccionado aceleró el mismo embistiendo al vehículo policial, causando daños en el mismo, logrando esquivar el control y huir del lugar. Tras una breve persecución, el vehículo a la fuga fue interceptado en una gasolinera de las afueras del pueblo y su conductor detenido en ese mismo momento.

El registro practicado en el inmueble en cuestión dio como resultado el descubrimiento de una plantación de interior, lugar donde los agentes intervinieron más de 600 plantas de marihuana y cerca de 700 esquejes del mismo tipo de especie vegetal. En el mismo acto llevaron a cabo el desmantelamiento de la instalación, la cual contaba con todos los elementos necesarios para conseguir el hábitat adecuado para el cultivo del cannabis sátiva incluyendo una toma ilegal de suministro eléctrico.

A dichas personas no les constan antecedentes policiales y todas han pasado a disposición de la autoridad judicial.

La Fiscalía ha pedido ocho años de prisión y 2.000 euros de multa para una acusada de vender drogas en un club de alterne de las afueras de Granada capital, en la que ejercía supuestamente la prostitución.

Según el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, sobre las 2,30 horas del 3 de agosto de 2018, la acusada, de nacionalidad rumana, estaba en este club "en disposición de vender sustancia estupefaciente a cuantos clientes de dicho establecimiento se lo solicitaran".

Agentes de Policía Nacional se personaron en dicho establecimiento y la ahora acusada, al percatarse de ello, habría tratado de "deshacerse" de dos bolsas que habría tirado al suelo, llevando "en su bolso de mano una tercera, que contenía 35 papelinas y un trozo con aspecto de roca de sustancias que, convenientemente analizadas, resultaron cocaína".

La droga incautada tenía un peso neto total de 43,96 gramos, y habría alcanzado en el mercado ilícito un valor de 831,33 euros. Por todo ello, la Fiscalía la acusa de la presunta comisión de un delito contra la salud pública, en el que concurriría el subtipo agravado de empleado de establecimiento abierto al público.

La Fiscalía pide penas de doce años de prisión para tres hermanas de entre 42 y 37 años a las que, junto a sus parejas, acusa de supuestos delitos de pertenencia a organización criminal y contra la salud pública por traficar al menudeo en Motril con cocaína y heroína que transportaban desde Granada.

Según el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, las tres hermanas y sus compañeros asumían supuestamente "la dirección y el control de todas las operaciones de tráfico", en las que también se habrían implicado otros cuatro acusados de la presunta comisión de delitos contra la salud pública.

Lo más