Boletín

En el CTA de Correos

La Policía Nacional interviene una granada de mano reglamentaria

El paquete infundió sospechas tras pasar por el escáner del Centro de Tratamiento Automatizado de Correos

granada de mano

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:26

Agentes del TEDAX de la Policía Nacional han
intervenido una granada de mano reglamentaria de instrucción de la
Segunda Guerra Mundial que había sido enviada a través del servicio de
correos utilizando un paquete postal. Los vigilantes que operaban el escáner
del Centro de Tratamiento Automatizado de Correos avisaron a la Policía
Nacional al observar una imagen que les infundió sospechas por presentar
claramente la forma de una granada de mano. La apertura controlada del
paquete por parte de los agentes especializados determinó que el artefacto
no poseía carga explosiva.
La granada fue detectada por los vigilantes que operaban el escáner
En el escáner de Correos los vigilantes de seguridad, dentro de su actividad
preventiva y rutinaria, pudieron apreciar la imagen, obtenida a través de un
escáner, del interior de un paquete postal mostrando lo que parecía ser una
granada de mano, informando de este hecho a la Policía Nacional.

Los agentes del TEDAX acudieron inmediatamente al Centro de
Tratamiento Automatizado de Correos ubicado en la Avenida de Pulianas
donde pudieron identificar, a partir de la imagen proporcionada, lo que
parecía ser una granada de mano tipo “piña” de las usadas durante el
segundo conflicto bélico mundial, con la apariencia de poseer todos los
elementos para ser efectiva.
El artefacto fue adquirido de forma irregular en un mercadillo
ambulante
La investigación condujo hasta la localización tanto del remitente como del
receptor del paquete enviado, quienes describieron el artefacto y aportaron
incluso imágenes del mismo, manifestando que no existía peligro. Por su
parte la persona que había enviado el paquete a través de correos declaró
que había adquirido la granada en un mercadillo ambulante de una provincia
limítrofe. Una vez trasladado el paquete a las dependencias policiales, bajo
estrictas medidas de seguridad y en presencia del remitente, los agentes
especializados abrieron el paquete y pudieron comprobar que se trataba de
una antigua granada de mano reglamentaria de instrucción tipo “piña” y de
fabricación americana en cuyo interior no existía carga explosiva alguna.
El envío postal fue consecuencia de una transacción entre particulares
Este tipo de artefactos, una vez inutilizados y vaciados de su carga
explosiva, pasan a ser objetos muy codiciados por coleccionistas
especializados en toda clase de elementos de origen militar, así pues la
granada fue puesta a la venta en una conocida aplicación digital de compra-
venta de toda clase de artículos de segunda mano.
La tenencia, envío postal o manipulación pueden acarrear
consecuencias graves
Según las características del caso en concreto, la tenencia o el envío postal
son hechos que incluso podrían llegar a constituir delito, no obstante, de no
ser así acarrearían importantes sanciones administrativas por falta grave o
muy grave según el Reglamento de Armas, al catalogar muchas de estas
piezas como Armas de Guerra.

Lo más